Ziliotto entregó un crédito de $ 28 millones para una empresa de General Pico

El gobernador Sergio Ziliotto recibió al titular de GP Metalización,  Marcelo Faruelo, quien recibió un crédito de promoción económica para ampliar y tecnificar su planta industrial situada en General Pico. La firma, que es proveedora de YPF, busca fabricar piezas de gran envergadura para el sector petrolero, lo que generará “al menos 13 nuevos puestos de trabajo”, dijo el empresario.  

Faruelo se manifestó satisfecho porque «esto abre un nuevo panorama de trabajo”. “Ampliamos nuestra capacidad productiva, seguiremos con la reparación de equipos para los sectores: petrolero, vial y agrario, pero específicamente esto nos permite fabricar piezas de gran envergadura para el sector de hidrocarburos», destacó.





Durante la rúbrica del créditos estuvieron presentes además el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo; el subsecretario de Industria, Comercio y PyMEs, Silvano Tonellotto y Lucas Leguizamón, integrante de la firma piquense.

GENERACIÓN DE EMPLEO

Es de destacar que la industria, que ha llegado a cumplir los requerimientos para ser proveedor de YPF,  tiene actualmente “una mano de obra de 15 empleados y con este crédito, incorporará al menos 13 operarios, en el transcurso del tiempo”, detalló el emprendedor.

EL PROYECTO

Con el objetivo de construir una nave industrial, montar un puente grúa de 30 toneladas e instalar una alesadora de 45 toneladas sobre mesa para piezas de 6 metros de diámetro; le fue otorgado a Marcelo Faruelo un crédito de 28 millones de pesos, que corresponde al 67,30% de su inversión total (casi 42 millones de pesos).

En el marco de la Ley Nº 2870 de Promoción Económica, el Gobierno provincial apoya este proyecto de la industria metalmecánica que desde 2004 tiene su sede en el Parque Industrial de General Pico, donde desde 2008 presta servicios para la industria petrolera e hidrocarburífera, fabricando equipos específicos como bombas de desplazamiento, AIB y manifolds de conducción.

Los tiempos de ejecución de la obra se calculan entre seis meses y un año, dependiendo “de las materias primas, que a veces faltan; y de los límites que nos impone la pandemia”, aseguró Faruelo.

Comentarios

Comentarios