El gobierno nacional lanzó un programa de 87.000 créditos para viviendas

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, manifestó este martes la voluntad de su Gobierno de ayudar a quienes no tienen aún su casa propia, consciente de la dificultad que genera cumplir con «créditos que se indexan» y el «esfuerzo» que deben realizar.

«Hay que terminar con ese fantasma que muchos padecen por créditos que se indexan», dijo el mandatario, quien también asumió que «a mucha gente le es imposible construir su propia casa con su esfuerzo».





«A esa gente queremos ayudarla en ese esfuerzo», dijo Fernández al lanzar este mediodía en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada 87.000 créditos para la refacción y la construcción de viviendas nuevas en todo el país en el marco del Programa Casa Propia.

«Los intendentes deben valorar mucho esta posibilidad que se abre para mucha gente a la que le es imposible hoy acceder a construir su casa y pagarla con su esfuerzo, sin que nadie le dé nada», afirmó Fernández al mencionar que lo que el Gobierno quiere es «desde el Estado ayudar a la gente en su esfuerzo».

En el acto se presentaron dos nuevas líneas de financiamiento con tasa 0 y ajustadas por la nueva fórmula Hog.Ar, basada en la evolución de los salarios, tanto para la compra de materiales y trabajos de mano de obra para mejoras habitacionales como para la construcción de viviendas nuevas de hasta 60 metros cuadrados.

«De esta manera estamos trabajando en favor de los que trabajan y necesitan un auxilio más del Estado para poder avanzar», dijo el jefe de Estado, acompañado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero; los ministros del Interior, Eduardo de Pedro, y de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Los programas

En el caso de los Créditos Casa Propia para refacción, se trata de 65.000 créditos personales que tendrán un plazo de 36 meses y tres meses de gracia.

En tanto, para la construcción de casas nuevas en lote propio, se otorgarán 22 mil créditos por un monto máximo de 4 millones de pesos cada uno.

«Sabemos que queda pendiente resolver el problema de los que entraron en créditos y tienen muchos problemas para pagarlos; no nos olvidamos de ellos y trabajamos para ver qué solución poder abordar», agregó.

Además, mencionó que el Gobierno «sabe que debe ayudar a los que están alquilando y buscarles una solución».

Por otra parte, en el inicio del acto, Fernández promulgó la ley de modificación al impuesto a las Ganancias sancionada por el Congreso, lo que consideró un «gran paso» para mejorar «el poder adquisitivo de más de 1 millón de trabajadores y jubilados».

Comentarios

Comentarios