Juicio por el homicidio del odontólogo Prodolliet: Los imputados pidieron disculpas a la familia

En la Sala 1 del Edificio Judicial de General Pico testificaron –este jueves- cuatro testigos en la cuarta jornada del juicio oral y público por el crimen del odontólogo Samuel Eduardo Prodolliet, ocurrido el 14 de marzo del año pasado y se visualizó la reconstrucción del hecho. Lo más destacado fueron las declaraciones de cada uno de los imputados –Claudio Ezequiel Lara y  Alexis Emanuel Velázquez– al finalizar la recepción de los testimonios de los testigos y el video de la reconstrucción del hecho.

En el video, Lara describió que entró al domicilio de Prodolliet y que luego de forcejear con la víctima se fue por el mismo lugar por el que entraron junto a Velázquez (saltando un tapial de la parte trasera de la casa, al lado de un estanque). Que no sabía que la víctima estaba herida y que se enteró del fallecimiento del odontólogo al otro día por los medios de comunicación. También agregó que no llevaba armas. Finalmente en el final de la grabación que fue exhibida en la sala, Lara expresó que «estoy arrepentido de todo lo que pasó, a toda la familia, que me disculpe».





Finalizada la exhibición del video, el tribunal cedió la palabra a los acusados. En primer lugar habló Lara –previo desalojo de la sala de Velázquez- quien manifestó que «yo entré a la casa a robar, nada más. Por eso no llevaba armas ni nada». Y volvió a pedirle perdón a la esposa de Prodolliet (Marcela Masmas) y «a toda su familia».

La jueza María José Ginanietto, presidenta del tribunal, le comunicó lo declarado por Lara a Velázquez cuando reingresó a la sala. Este último afirmó que sus huellas estaban en la habitación de la hija de Prodolliet porque quiso escaparse por esa ventana y como no pudo bajó por la escalera. Añadió que apenas lo soltó la víctima, se hizo para atrás y se fue, se retiró de la casa. Que por ese motivo esa noche, al retirarse de la casa, no sabía que la víctima había muerto.

Lara sostuvo que se enteró al día siguiente del fallecimiento de Prodolliet porque su mujer lo leyó en el diario. Su defensor le preguntó si habían planeado el hecho, dijo que no y acotó que solamente fue a robar. Por eso motivo, arguyó, que no había llevado armas y también se disculpó con Masmas.

Luego fue el turno de Velázquez- previo desalojo de la sala del imputado Lara- quien manifestó que la posición que describió Lara en la reconstrucción del hecho como propia, es en realidad la de él. La jueza resumió lo declarado por el imputado Velázquez de la siguiente manera, dirigiéndose a Lara: » en principio pidió disculpas a la Sra. Marcela Masmas, que su intención no fue dañar. Que tampoco lo hizo él.  Él sí sacó la plata de la cartera, abrió la ventana desde afuera, ingresó y revisaron la planta de abajo. El, con un destornillador que usted (en referencia a Lara) le dio de su mochila, le dio un destornillador y abrió la ventana que estaba cerrada. En la habitación lo sorprendió la víctima, el Sr. Prodolliet, lo redujo. Dice que no sabe cómo explicarlo pero logró escapar en un momento. Que lo redujo con la capucha- todo lo que usted relató que estuvo en esa posición, él dice que estuvo él. Que lo redujo el Sr. Prodolliet a él y que luego escapó de la casa directamente. Que al día siguiente se enteró de la muerte del Sr. Prodolliet y que ni si quiera se había dado cuenta que estaba herido en el momento que estuvo en la casa, en la lucha con Prodolliet. Que no llevó ningún cuchillo ni nada, y que tampoco llevó armas».

ESTE VIERNES SERÁN LOS ALEGATOS

El Tribunal Colegiado  está conformado por la jueza María José Gianinetto –en calidad de Presidente de audiencia- y los jueces Carlos Federico Pellegrino y Marcelo Pagano. Los fiscales/as que intervienen son María Verónica Campo y Guillermo Komarofky y los defensores públicos son Alejandro Caram en representación de Alexis Emanuel Velázquez y Héctor Alberto Freigedo, en representación de Claudio Ezequiel Lara. Como querellante particular –en representación de la esposa de la víctima, Marcela Andrea Masmas–  se encuentra el letrado Néstor Mariano Sánchez.

Debido a la relevancia pública del caso en General Pico, y ante un requerimiento de los familiares de Prodolliet –respetando así los derechos de las víctimas–, el juicio fue seguido por ellos desde el auditorio del Multiespacio de Arte del Norte (Médano), mediante la proyección de la audiencia  en pantalla gigante, ya que por el cumplimiento de los protocolos sanitarios no hay espacio suficiente en la sala de audiencias del Edificio Judicial para albergar a más personas.

En el día de mañana se realizarán los alegatos de clausura del debate a las 8.30 horas. Los mismos podrán ser visualizados en directo por el canal de You Tube del Poder Judicial a través del siguiente link:  https://youtu.be/nOrxBi1LbzI

JORNADA DE DEBATE

La jornada comenzó con el testimonio de tres testigos que solicitaron declarar sin la presencia en la sala de los imputados. Uno de ellos, fue quien halló la mochila de la hija de Prodolliet arrojada sobre el techo de su vivienda y la entregó a la policía cuando se enteró a quien pertenecía.

Luego fue el turno de la Directora del Laboratorio de Genética Forense del Ministerio Público, María Cecilia Bobillo. La profesional informó los perfiles genéticos hallados en la vaina de cuero, en el cuchillo y en la gorra secuestrados durante los procedimientos. En los mismos se encontró identidad genética de los imputados y de la víctima.

Luego se exhibió el video de la reconstrucción del hecho realizada por Lara, se escucharon las declaraciones de cada uno de los imputados y finalmente la fiscalía ofreció la prueba aportada durante el juicio y la defensa hizo lo propio.

Comentarios

Comentarios