Neonatología del Molas recibió un electroencefalograma único en la región patagónica

El Gobierno de La Pampa, a través del Ministerio de Salud, sumó un equipo de Hipotermia Servocontrolada y un Electroencefalograma de Amplitud Integrada, que sirve para la atención de recién nacidos que presenten cuadro de encefalopatía hipóxica isquémica.

Con esa tecnología a disposición se busca disminuir la mortalidad o la discapacidad en estos niños y se utiliza en las primeras seis horas de vida.





La presentación del nuevo equipamiento se realizó hoy en el auditorio del Ministerio de Salud, con la presencia del titular de la cartera, Mario Rubén Kohan; el subsecretario Gustavo Vera; los directores asociados del Hospital Lucio Molas, Horacio Zalabardo y Oscar Eduardo Cerinignana; la jefa del Departamento de Maternidad, Infancia y Adolescencia, Cintia Jacobi; y la jefa del Servicio de Neonatología Silvina Re.

El subsecretario Vera explicó que se trata de un equipamiento único en el Sistema de Salud Pública en la zona patagónica.

“Estamos presentando un equipo inédito en La Pampa. El Servicio de Neonatología lleva más de 30 años, o sea, que se incorpora como terapia intensiva. Es un orgullo para la provincia de La Pampa. Es un equipo que tiene alta tecnología, utilizado en el mundo y en Argentina. Es un equipo de hipotermia para tratamiento de la encefalopatía hipóxica. Previo a este paso teníamos que derivar a los recién nacidos a otro lugar, con lo que ello significa para una familia. Son dos equipos de muy alto costo que nos pone en punta en tecnología para nuestros niños y para los chicos que tienen problemas de la encefalopatía hipóxica grave”, contó.

Además, remarcó que viene acompañado de profesionales que se incorporan al servicio y también con una capacitación para el uso de la nueva tecnología.

“Esto fue una prioridad del gobernador Sergio Ziliotto, que nos insta permanentemente a tener complejidad y a cuidar la salud de todos los pampeanos”, afirmó Vera.

GRAN IMPLEMENTACIÓN

La jefa del Servicio de Neonatología explicó que el equipo es una gran implementación en la terapia neonatal. “Es un equipo de hipotermia activo, que permite mejorar el pronóstico neurológico y disminuir notablemente la morbimortalidad de aquellos bebés recién nacidos, que tienen una encefalopatía hipóxica isquémica al momento del nacimiento. Su indicación es muy precisa, justamente estos bebés que tienen una lesión hipóxica al momento de nacer, cercanos al término o de término, y que se implementa dentro de las primeras seis horas de vida”, explicó.

“Esto implica que es una urgencia neurológica y en aquellos centros que no tengan las posibilidades de hacer hipotermia, necesitan la activación del código hipotermia y derivación urgente a un centro que sí lo pueda realizar. Esto se nos veía muy dificultoso, porque plantear una derivación en un paciente que recién nace, estabilizarlo y derivarlo a un centro de mayor complejidad, antes de las seis horas, no siempre se podía lograr con éxito. Entonces, tenerlo ahora disponible mejorará el pronóstico de los bebés recién nacidos en la Provincia, que tienen una encefalopatía moderada o grave» explicó.

Re también se refirió a la posibilidad ahora de activar desde todos los centros donde nazcan bebés en la Provincia. “Incluso, se puede coordinar con la Patagonia, porque los tiempos de traslado pueden ser menor si se coordina en avión”, apuntó.

A su vez, explicó que el Electroencefalograma de Amplitud Integrada es un equipamiento que trabaja en conjunto con el equipamiento de Hipotermia. “También es fundamental cuando un bebé ingresa a hipotermia, controlar la actividad cortical y neuronal del recién nacido para detectar convulsiones clínicas o subclínicas y establecer el pronóstico a corto y mediano plazo de esos bebés. Un trazado dentro de lo normal nos podría hablar de un mejor pronóstico y un trazado que está alterado en las primeas 48 o 72 horas, puede predecir probables secuelas o complicaciones. Con el equipo de Hipotermia, estas complicaciones neurológicas se disminuyen notablemente”, remarcó.

Por último, destacó la decisión política para la implementación del equipamiento. “Son política de neuroprotección para la salud neonatal, que hoy es una prioridad. Era lo que le faltaba en la maternidad, Nivel 3B de complejidad”, concluyó.

Jacobi se mostró agradecida por contar con este nuevo equipamiento que permite la posibilidad de disminuir la mortalidad y discapacidad de los niños recién nacidos. “A todo esto lo respaldamos con capacitaciones que se van a realizar desde el Ministerio de Salud de la Nación, con nuestros equipos de forma virtual y también pensado en la presencialidad”, finalizó.

Comentarios

Comentarios