La recaudación tributaria creció por octavo mes consecutivo

En abril, los ingresos tributarios del Tesoro anotaron una mejora real de 8,1% en la comparación contra el mismo mes del 2019. En cambio, la variación interanual fue de 41,1%, por la pésima base de comparación. Si bien los datos muestran mejoras en la actividad, también influyó la mayor carga tributaria sobre los sectores de más ingresos y la suba de precios internacionales de los commodities. 

En abril, la recaudación tributaria anotó una nueva mejora. Se trata de la octava consecutiva y da cuenta de una cierta continuidad en el buen desempeño de la economía, ya que, además de las retenciones, que fueron las que más traccionaron, también hubo mejoras en el IVA. Esta vez, la comparación clave es contra abril del 2019: ahí hubo una mejora de 8,1% real en la recaudación tributaria, si se toma como válida la proyección del REM de 3,4% de inflación el mes pasado.





Los datos de la recaudación tributaria fueron publicados, nuevamente, por el Ministerio de Economía. Desde la cartera a cargo de Martín Guzmán señalaron que la mejora fue superior al 7% real en comparación con abril del 2019. El número deja entrever otra curiosidad: luego del mazazo que dio la inflación en marzo, el Gobierno hace sus proyecciones con un IPC potencialmente superior al del 3,4% que marca el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA. De hecho, para que la mejora real de la recaudación de abril haya sido de solo 7%, la inflación tuvo que haber sido de 4,8%. 

El 8,1% que se obtiene a partir del supuesto de un IPC de 3,4% en línea con las proyecciones de los analistas y bancos de la city, implica a priori un dato alentador acerca de la continuidad de la recuperación económica. De hecho, el IVA mostró una mejora de 1,2% en términos reales, siempre en la comparación con abril del 2019. Ganancias, en cambio, anotó una caída real de 5,2%. 

Que la medición sea contra dos años atrás es importante para evitar que los datos no tengan sentido: al comparar con abril del año pasado, como suele hacerse, se estaría midiendo contra el peor mes en términos de actividad económica del que se tenga registros, en lo peor de la pandemia, cuando el PBI cayó 17,2% mensual. Así, si se compara contra abril del 2020, la recaudación tributaria mejoró 41,1%

Con todo, el 8,1% de mejora respecto a abril del 2019 implica una desaceleración respecto al nivel de marzo, cuando el salto fue de 10,1% en términos reales, siempre contra marzo del 2019. En cambio, en febrero la mejora contra dos años atrás había sido de solo 2,4% real y durante enero de 0,3%. Es decir, hubo mejoras claras en marzo y abril.

La mencionada mejora en la recaudación de IVA de abril implica un buen dato acerca de los niveles de consumo de marzo y de la capacidad de pago de las empresas en abril. Otro número positivo fue el del Impuesto al Cheque, que mostró una mejora de 14,3% en términos reales, contra el mismo mes del 2019. 

Desde Economía destacaron el desempeño de las retenciones, que vienen haciendo la diferencia, de la mano de los precios internacionales de los commodities:  “Los Derechos de Exportación continúan siendo el principal impulsor de la recaudación por el sostenimiento de los términos de intercambio favorables. Este tributo registró una suba interanual de 183,2 % contra el mismo mes de 2020”.

Y agregaron: “En lo referente a los tributos alcanzados por la Ley de Solidaridad, destaca el incremento de Bienes Personales, que arrojó una suba de 372,7% i.a. Esta suba se da tanto por el incremento de alícuota previsto en la Ley, así como por el pago a cuenta para bienes en el exterior, que en 2020 se efectuó en mayo, afectando la base de comparación”.

El número de la recaudación tributaria no incluyó el Aporte Extraordinario, que sumó otros 223.000 millones de pesos. Y el PAIS agregó 4.962 millones.

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.