Esperaba siete bebés pero tuvo nueve, todos están bien y rompió un récord mundial

Nonillizos: las ecografías no llegaron a registrar dos de los hijos que tuvo Halima Cisse, de 25 años. Es la primera mujer en tener tantos niños en un solo embarazo y que ninguno muera a las pocas horas. Es casi imposible que un caso así se de sin fertilización asistida, pero hasta ahora se cree que el embarazo se dio de forma natural. 

Una mujer de 25 años rompió un récord mundial al convertirse en madre en Marruecos: con un embarazo múltiple, esperaba tener siete bebés, pero las ecografías no registraron a otros dos de ellos y sería la primera persona en dar a luz a nueve bebés en un solo parto en el que todos sobrevivan. Aún así, «podrían sufrir discapacidades físicas y mentales», advirtió un especialista.





No es el primer caso de nonillizos: el primer registro es de 1971, pero dos de los bebés nacieron muertos, y otro falleció a los seis días. En 1999 otra mujer tuvo 9 hijos de un mismo embarazo, pero ninguno sobrevivió más de seis horas. Así, el caso de Halima Cisse, oriunda del país africano de Mali, sería el caso de mayor parto múltiple en el que todos los niños se encuentran vivos, aunque falta que el Libro Guinness lo confirme.

Halima Cisse fue enviada a la guardia de una clínica privada en Casablanca, Marruecos, para recibir atención especial y así poder dar a luz a lo que creía que iban a ser siete bebés, anunció el principal funcionario de salud de Mal. Sin embargo, los médicos se llevaron una gran sorpresa cuando se dieron cuenta que quedaban dos niños más.

En total nacieron por cesárea cinco nenas y cuatro nenes. Todos ellos «están bien», al igual que su madre, aseguró el ministerio de Salud de Mali en un comunicado. El personal médico revisa su estado de salud de forma constante en la sala neonatal.

Un parto sorpresivo

Un parto de septillizos, de por sí, conlleva un gran riesgo tanto para la madre como para los bebés. Por eso, los médicos malienses, por orden del gobierno, enviaron a la mujer embarazada a Marruecos para dar a luz ya que los hospitales de Mali, uno de los países más pobres del mundo, no pueden brindar la atención que necesitaba en este caso poco común.

El director de la clínica, Youssef Alaoui, contó a la televisión estatal marroquí que los médicos de Mali se contactaron para informar el caso con un mes y medio de anticipación, pero no esperaban nueve bebés. En las ecografías sólo habían visto siete.

Este miércoles 4 de mayo, Cisse tuvo su parto prematuro por cesárea, ya que los bebés nacieron con 30 semanas de gestación. Si bien tuvo una abundante hermorragia -por la que tuvo que recibir una transfusión de sangre-, ahora se encuentra estable.

Récord mundial, directo al Guinness

Las autoridades del Libro Guinness de Récords Mundiales afirmaron que, hasta ahora, su récord por mayor cantidad de bebés nacidos vivos a la vez es de ocho, por lo que ahora analizan si el caso de los nonillizos de Marruecos califican para ocupar este lugar.

La actual poseedora del récord mundial por el nacimiento de octollizos vivos es la estadounidense Nadya Suleman, conocida como «Octomom». En 2009 dio a luz a ocho bebés también prematuros, aunque sanos.

Alaoui, director de la clínica donde nacieron los nonillizos, aseguró que hasta donde él sabía, Cisse no había utilizado tratamientos de fertilidad. El Ministerio de Salud de Mali no proporcionó ninguna otra información sobre el embarazo o los partos.

Es casi imposible que embarazos múltiples de tanta cantidad de bebés se den en forma natural: de hecho, los hijos de «Octomom» son producto de un tratamiento de fecundación in vitro, por el cual se colocan en el útero materno varios óvulos fecundados con el objetivo de que alguno de ellos se transforme en feto. En general, de esos cigotos sólo sobreviven unos pocos (uno, dos, tres o ninguno), pero en casos excepcionales una gran cantidad llega a término,

Yacoub Khalaf, profesor de medicina reproductiva en el King’s College de Londres, afirmó que nacimientos múltiples tan numerosos serían extraordinariamente improbables sin un tratamiento de fertilidad y señaló los peligros que conllevan los nacimientos múltiples. La madre «corría un grave riesgo de perder el útero o perder la vida», sostuvo, según informó la agencia de noticias AP. Los bebés “podrían sufrir discapacidades físicas y mentales. El riesgo de parálisis cerebral es astronómicamente más alto».

Comentarios

Comentarios