El ENRE y el Conicet segmentarán a los usuarios para subsidiar la luz solo a quienes lo necesiten

Luego del estruendoso choque entre el ministro Martín Guzmán y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Bernal, las rispideces bajaron el volumen, pero siguieron operando a ambos lados de las propuestas sobre qué hacer con las tarifas. Guzmán no quiere dar subsidios indiscriminadamente. Flacso también colaborará con los criterios para clasificar a los usuarios.

Del lado de los que ponderan la idea de repetir el «salario indirecto» de Cristina Kirchner, por ejemplo Federico Bernal este jueves se reunió con el sindicato Luz y Fuerza con una agenda de trabajo propia. Este encuentro también envió una señal clara para los que siguen al ministro Guzmán con su enfoque de no agravar el déficit fiscal con más subsidios, que fue lo que llevó en el fondo a la confrontación con Basualdo.





En este contexto, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y el Conicet firmaron este viernes un acuerdo para diseñar políticas públicas que permitan segmentar a los hogares para que los subsidios al servicio eléctrico se concentren en la población que verdaderamente los necesita.

La «sintonía fina» en materia de subsidios está pendiente desde la presidencia de Cristina Kirchner, no solo por el peso fiscal que llegaron a tener (más del 3,5% del PBI), sino por la inequidad territorial que generaba tener los subsidios concentrados en el Área Metropolitana de Buenos Aires en detrimento del resto del país, independientemente de si se trataba de los barrios más ricos o los más postergados.

El organismo regulador informó que el convenio contempla «asistencia técnica del Conicet», en el marco de la «segmentación tarifaria que se lleva adelante». Y también participarán «investigadores de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso)», casa de estudios en la que Guzmán es casualmente profesor.

El acuerdo fue firmado por la interventora del ENRE, Soledad Manín, y el gerente de Vinculación Tecnológica del Conicet, Sergio Romano.

La idea de este programa de segmentación tarifaria es destinar «los fondos públicos de manera más eficiente hacia la población en condiciones de mayor fragilidad económica y hacia los sectores productivos definidos como estratégicos, o que requieran una promoción especial por parte del Estado», señaló el ENRE.

«Este convenio nos permitirá avanzar en la segmentación sobre el sector residencial, en tanto resulta el principal destino de los subsidios eléctricos y su situación socioeconómica es altamente heterogénea», aseveró Manín.

La funcionaria explicó que en estos momentos se está trabajando en la construcción de «criterios para distinguir qué personas usuarias realmente requieren de la energía subsidiada y cuáles están en condiciones de afrontar el pago de la tarifa plena».

 

Comentarios

Comentarios