Murió el cura Cayetano Castello, uno de los impulsores de la nacionalización de la UNLPam

La Facultad de Ciencias Humanas (FCH) participó con dolor el fallecimiento de Cayetano Castello, uno de los pilares en la lucha por la nacionalización de la UNLPam y en todo el proceso posterior de normalización y conformación de la Facultad de Ciencias Humanas.

Castello era sacerdote de la congregación salesiana. Nació en Italia y luego migró a  Argentina. En el año 1973 era estudiante universitario y fue elegido Secretario General del centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Humanas integrando una lista de unidad.





Tuvo activa participación en las asambleas y en el intento de desjerarquización de las carreras de profesorado, oponiéndose a la imposición de interventores que no tuvieran el acuerdo de las y los estudiantes.

Recibió su título de profesor en Letras en 1978. Su lugar de residencia en esas épocas, y donde también ejercía la docencia, era el colegio Domingo Savio, donde funcionaba el comedor universitario, espacio en el que se fue gestando el movimiento de la nacionalización, con una activa intervención de su parte.

Con motivo de los 40 años de la nacionalización de la UNLPam, estuvo participando de  diversas actividades y formó parte de un panel junto con el también militante de esa época ingeniero Dardo Hernández.

«LAS UNIVERSIDADES DEBEN TENER AUTONOMÍA»

En el comunicado de la FCH destacaron algunas de sus ideas expresadas en ese momento y que dan cuenta de su  compromiso y posicionamiento respecto de la universidad, el estudiantado y la educación. 

Dijo en reportajes que le hicieron en diversos medios: «En aquella época era de esos estudiantes que no sólo iban a estudiar; tenía mi formación eclesiástica, como docente, en filosofía, teología, pero quería un poquito meterme en lo laico, en la ‘normalidad’, como decía el Concilio, así que decidí meterme en la universidad, en las asambleas, y ahí me encontró la coyuntura de la nacionalización; lo hice con el deseo intrínseco de dialogar y beneficiar a toda la comunidad».

Al recordar que era Secretario general del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias  Humanas y que había 3 facultades en Santa Rosa, dijo: «Y los 3 secretarios de los centros la verdad que tuvimos un diálogo tan abierto, y eso que eran algunas maoístas, otros radicales, nosotros independientes o una mezcla de varias cosas. Y para buscar el bien de la universidad  hubo un diálogo y un respeto constantes. Vale la pena rescatar esa unidad en los grupos  universitarios para lograr un objetivo como el que se logró».

Nos quedamos con su frase respecto de las universidades: «las universidades, tienen que tener  una autonomía que las libere un poco de las coyunturas, con el deber de investigar, estar  atenta a la sociedad pero también a su futuro. Los otros niveles dependen mucho de la  estructura socio-política».

Comentarios

Comentarios

Telebingo_15mayo_lateral