Adolescente fue declarado autor del abuso sexual de una menor de edad

A través del procedimiento de juicio abreviado, el juez de control santarroseño, Gabriel Tedín, declaró hoy la autoría y responsabilidad penal de un menor en orden al delito de abuso sexual con acceso carnal. La víctima fue una adolescente de 14 años.

El abreviado fue convenido entre el fiscal Marcos Sacco, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado, quien al momento de los hechos tenía 17 años y hoy ya tiene 19. Por esa circunstancia no se le pudo fijar una pena, algo que deberá resolver a futuro un Juzgado de Familia, Niñas, Niños y Adolescentes de la Primera Circunscripción Judicial, luego de recibir una copia del fallo.





El acuerdo también recibió el consentimiento de la abogada Victoria Aruz, apoderada de la madre de la víctima, quien se presentó como querellante particular en el proceso.

Los abusos, admitidos por el propio imputado, ocurrieron el 1 de enero de 2019 a la mañana, en circunstancias en que la damnificada se hallaba en la casa de un amigo. Después de los festejos de fin de año, ellos se fueron a dormir y otro amigo de amigos fue hasta la cama de la menor para efectuarle distintos tocamientos sin su consentimiento. La adolescente se levantó y permaneció un rato en el baño, hasta que advirtió que su agresor se había retirado de la habitación.

Entre las pruebas valoradas figuran la denuncia de la propia progenitora, declaración de la víctima en Cámara Gesell, el testimonio de su amigo, mensajes de whatsapp, capturas de pantalla e informes técnicos de psicólogas y de organismos judiciales.

Los hechos fueron enmarcados en los términos de la leyes 26485 de Protección Integral contra las Mujeres, y 26061 de Protección integral de Niños, Niñas y Adolescentes.

“Más allá del reconocimiento realizado por el imputado, considero que el hecho se encuentra debidamente probado –indicó Tedín–. En primer  lugar valoro la denuncia radicada por la madre, quien refirió que la psicóloga de su hija –luego de darle el consentimiento la propia adolescente–, le contó la situación vivida por ella; la cual detalló circunstancias de tiempo, modo y lugar en la denuncia. En segundo lugar, también se agregaron mensajes intercambiados” entre el imputado y la damnificada, que “corroboran lo ocurrido”.​ 

Comentarios

Comentarios