Una mujer quiso apagar la antorcha de los Juegos Olímpicos con una pistola de agua

Una mujer interrumpió el recorrido de la antorcha de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 en la ciudad de Mito, al este Japón, y en señal de protesta intentó apagar la llama con una pistola de agua. Fue detenida por la policía.

La mujer fue identificada como Kayoko Takahashi, de 53 años, quien explicó que está en contra de la celebración de los Juegos Olímpicos en Japón.





«Me opongo a la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio. Se deben cancelar», declaró la ciudadana japonesa al momento de su detención, según se pudo observar en las imágenes de TV difundidas de inmediato por los canales deportivos internacionales.

La mujer presenciaba la ceremonia y mientras se grababa con el teléfono móvil, intentó apagar la llama con una pistola de agua pero rápidamente varios agentes de policía la cercaron, mientras el atleta que portaba la antorcha apuró el paso para evitar que la antorcha se apagase.

La antorcha continuará con su recorrido desde la ciudad de Mito pero desde hoy los espacios por los que pase estarán cerrados al público.

La decisión había sido tomada por las autoridades sanitarias antes del incidente en cuestión, debido a que los casos de Covid-19 siguen en alza en Japón a pocas semanas del inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio, previsto para el 23 de julio.

Rebrote de casos de Covid-19 en Tokio a tres semanas de los Juegos Olímpicos

Tokio registró el sábado su número de contagios diarios más elevado en cinco semanas, con un total de 716 nuevos casos, a 20 días del comienzo de los Juegos Olímpicos.

El número fue el más alto desde el 26 de mayo, cuando la capital japonesa registró 743 nuevas infecciones, aunque no se reportaron nuevos fallecidos, de acuerdo con el balance recogido por la cadena estatal NHK.

El Gobierno de Japón y otros organizadores de los Juegos planean celebrarán una reunión, posiblemente la próxima semana, para revisar la actual política que contempla la limitación del número de espectadores a 10.000 por sede.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, reconoció el viernes que se considera la opción de celebrar algunas competencias sin espectadores debido la situación.

La presidenta del comité organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Seiko Hashimoto, indicó en una conferencia de prensa separada que los organizadores están «preparados» para seguir adelante sin público si el Gobierno establece tal política después de analizar la situación de infección.

Japón ya anunció que impondrá un confinamiento previo de siete días a los atletas que lleguen de países donde se registra una propagación de la variante Delta, considerada más contagiosa.

Durante el encierro los atletas deberán hacerse las pruebas PCR todos los días y contactar solo con otros miembros de su equipo.

Comentarios

Comentarios