Policía baleado por cazadores en Conhelo: Reconocen que no hay pistas de los prófugos

Un oficial de la División de Seguridad Rural de la UR-I recibió un disparo en la rodilla, luego de que cazadores emboscaron y balearon la patrulla en la que circulaba en cercanías de Conhello. Su compañero le colocó un torniquete y detuvo el sangrado hasta que fue asistido.

El herido fue trasladado al Hospital Pablo F. Lacoste de Eduardo Castex, donde fue asistido por los profesionales médicos, y sobre el mediodía le dieron el alta médica y regresó a la capital pampeana. Anoche no había precisiones sobre el paradero de los cazadores, y tampoco se habían realizado allanamientos o procedimientos para proceder a la detención.





Según informaron fuentes policiales, todo ocurrió durante la madrugada del sábado cuando personal de Seguridad Rural intentó identificar una camioneta que circulaba sin luces, ocupada con cazadores.

«La patrulla estaba recorriendo en lo que es la zona de Santa Rosa. Ven pasar una camioneta sin luces por la ruta 11 y continuidad de la calle de los Silos de Rouco y la empiezan a seguir. Cuando lo hacen, la camioneta prende los reflectores y los empieza a encandilar», explicaron.

Durante la persecución, los efectivos de Seguridad Rural solicitaron colaboración y fueron asistidos por un móvil de Luan Toro. Sin embargo, los sospechosos le arrojaron «miguelitos» y lograron reventarle las cubiertas.

EMBOSCADA

La patrulla de Seguridad Rural siguió con la persecución, pero a una distancia prudente de alrededor de 200 metros debido a que los ocupantes de la camioneta «le venían disparando». Al llegar al cruce de las rutas 6 y 9, los efectivos perdieron de vista a los sospechosos.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Radio Don Web-Eduardo Castex (@radiodon.web)

Como la camioneta no siguió un rumbo recto, los efectivos doblaron y se encontraron con la camioneta que estaba estacionada y con las luces apagadas. En ese momento, los sospechosos «encendieron las luces y empezaron a disparar» contra la patrulla.

De las cinco balas que impactaron contra el móvil, una atravesó el metal e impactó contra el cabo primero Bazán, que lo conducía. El disparo impactó, según precisaron, a la altura de la rodilla.

RÁPIDO ACCIONAR

El móvil policial, que circulaba por jurisdicción de Conhello, quedó inhabilitado por los daños y no pudo continuar con la persecución. A su vez, el efectivo perdía mucha sangre por lo que requería asistencia médica. La situación no pasó a mayores gracias a que su compañero, el sargento Sulca, «le hizo un torniquete» y logró disminuir el sangrado.

«Inmediatamente pidieron auxilio y fueron desde Caleufú», relataron las fuentes consultadas y precisaron que el herido fue trasladado al hospital de Eduardo Castex, donde estuvo internado hasta el mediodía de ayer, cuando le dieron el alta médica para regresar a su domicilio en la capital pampeana. «Tiene el proyectil alojado en la pierna», confirmaron, aunque está fuera de peligro.

Los investigadores sospechan que la camioneta ya había sido perseguida por efectivos de Carro Quemado. «Tuvieron una situación similar con una camioneta de las mismas características, la persiguieron y la perdieron de vista», comentaron.

La causa está en manos de la Justicia de General Pico, debido a que esa zona corresponde a la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia. Por el momento, los autores del ataque se encuentran prófugos.

Comentarios

Comentarios