Se cumplen hoy, 144 años, del fallecimiento de Painguitruz Guor

18 de Agosto de 1877 – Fallece Painguitruz Guor, traducido como: «Zorro Cazador de Pumas» y conocido en castellano como Mariano Rosas.

Panguitruz, nació en el año 1818 en las tolderías de Leuvucó (o leubucó, o Leufucó), el mas importante centro Ranquel, ubicado en cercanías de lo que actualmente es la localidad de Victorica, Provincia de La Pampa. Su padre era el Cacique Painé Guor (o Gner) y su madre se llamaba Quilche.

Fueron sus hermanos: Carriquenau, Calvaiñ, Huenchugner, Epugner, Melideo, Cheuquenau, Chantuipán, Coche y Cayomota.

Tenía quince años cuando el Gobernador de Buenos Aires llevó a cabo el año 1833 la expedición al desierto. Ese mismo año su padre fue vencido en el combate de las Acollaradas.

Cuando era un joven de 18 años cayó prisionero del cacique Yanguelén. Fue enviado a Buenos Aires a disposición de Juan Manuel de Rosas. Este lo hizo bautizar dandole su apellido, por lo que desde ese momento Panguitruz será conocido con el nombre castellano Mariano Rosas y lo llevó a vivir a una de sus estancias «El Pino». Además de aprender el castellano, fue adquiriendo experiencia en los trabajos rurales.

En 1840 se produce la fuga y vuelta a los toldos con su familia.

Unos años después, el 15 de Septiembre de 1844 murió su padre Painé y lo sucedió su hijo mayor Calvaiú (o Calvaíñ), hermano de Mariano. En 1858 Calvaiú murió al explotar accidentalmente un cajón de pertrechos militares, tras este hecho, el Parlamento eligió por aclamación a Mariano Rosas como Cacique de la Nacion Ranquel, para ese entonces tenia unos 40 años de edad. En ese momento le seguían en el mando Ranquel: Baigorrita, quien tenía sus tolderías en Poitahué, y Ramón Cabral (Nahuel, llamado “el platero”), asentado en Quenque.

En la Batalla de Cepeda, ocurrida el 23 de Octubre de 1859, fuerzas Ranqueles de Mariano Rosas combatieron en el bando de Urquiza.

El 17 de Septiembre de 1861 los Ranqueles de Trenel comandados por Baigorria participaron de la Batalla de Pavón al servicio de Bartolomé Mitre.

Como castigo a su apoyo a Urquiza, en 1862 se produjo la expedición del coronel Julio de Vedia a Leuvucó, apoyado por Baigorria, sucediéndose luego los malones Ranqueles hasta que el 18 de Junio de 1865, Mariano Rosas firmó un tratado con el presidente Bartolomé Mitre. Luego de 6 meses sin que el Gobierno cumpliera con las indemnizaciones acordadas. Mariano Rosas puso fin al tratado y efectuó ataques sobre Río Cuarto en 1866.

Los Ranqueles se aliaron a las fuerzas de Felipe Varela durante la rebelión contra la Guerra del Paraguay y el Gobierno Central. En la madrugada del 1 de Abril de 1867, las fuerzas de los montoneros y sus aliados Ranqueles, que habían aportado 500 lanzas a los insurrectos, fueron derrotadas en la Batalla de San Ignacio, a orillas del del Río Quinto.

Baigorrita efectuó un malón sobre Villa Mercedes (San Luis) en 1867 y otro sobre Villa La Paz (Mendoza) en 1868.

A fines de Marzo de 1870 el general Lucio V. Mansilla, comandante del sector de la frontera contra los indígenas, habiéndo avanzado la línea hasta el Río Quinto, hizo un viaje a Leuvucó partiendo del Fuerte Sarmiento para negociar de igual a igual un tratado de paz, firmado ese año. Su relato de este viaje, “Una excursión a los indios ranqueles”, es una gloria de la literatura argentina. Mansilla debió viajar a Leubucó debido a que Mariano Rosas había jurado no pisar tierra dominada por los blancos. Acerca de Mariano Rosas, el  General Mansilla escribió que “nadie bolea, ni piala, ni sujeta un potro del cabestro como él. Una negra cabellera larga y lacia, nevada ya, cae sobre sus hombros y hermosea su frente despejada, surcada de arrugas horizontales”. El tratado firmado por Mansilla por orden del presidente Domingo Faustino Sarmiento con Mariano Rosas, Baigorrita y Ramón Cabral, no fue tratado en el Congreso Argentino y quedó sin efecto en 1871 cuando el teniente coronel Antonino Baigorria atacó Leubucó.

Mariano murió de viruela en Leuvucó el 18 de Agosto de 1877, lo sucedió su hermano Epumer (o Epugner) y fue enterrado con tres de sus mejores caballos y una yegua. Su cráneo fue robado un año después por disposición del coronel Eduardo Racedo, pasando luego al Museo de La Plata, de donde fue devuelto a sus antiguos dominios en 2001 tras la movilización de la Comunidad Ranquel.

 

Comentarios

Comentarios

Telebingo_29mayo_lateral