UNLPam determinará el daño ambiental y el caudal para recomponer la cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó

El gobierno provincial firmó dos convenios con la Universidad Nacional de La Pampa. Uno tiene la finalidad de determinar el caudal ambiental necesario para recomponer el ecosistema en la cuenca del río Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó y, además, determinar el daño ambiental ya causado por el cese de la escorrentía de este sistema fluvial.  El otro acuerdo establece que la casa de altos estudios realice un “Estudio base para la recomposición del río Atuel” en territorio pampeano.  

“FALTA DE EFICACIA Y SOLIDARIDAD»





El gobernador Ziliotto expresó que los convenios firmados forman parte de “un eslabón más de la cadena que nos permite poner bien alto la defensa de los recursos, en este caso los hídricos, que es un tema sensible y muy internalizado en las y los pampeanos”.

“Ratifican una coherencia que le permite a la provincia tener los fundamentos del por qué reclamamos lo que nos han quitado y al mismo tiempo explicar para qué los queremos”, expresó.

El mandatario pampeano consideró que es necesario “estar preparado para cuando vuelva a correr el Atuel por territorio pampeano, por eso uno de los estudios apunta a ver cómo, en una primera instancia, se ponen en marcha todas las herramientas detrás del primer objetivo que es recomponer el ecosistema de la región”.

El mandatario reiteró que La Pampa sufrió un “genocidio ambiental” y subrayó que se produjo por el uso “poco eficiente de un recurso estratégico”. “No se trata de falta de agua, sino de falta de eficiencia y solidaridad entre dos Estados hermanos”, destacó.

“No podemos dejar de soñar que el Atuel sea el motor de crecimiento del oeste pampeano, porque si Mendoza es eficiente en el uso del agua, en La Pampa vamos a tener agua”, recalcó.

En la firma de los convenios estuvieron presentes también el el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri; el director de Políticas Hídricas, Gastón Buss; la directora de Investigación Hídrica, Pamela Pratts; el subsecretario de Ambiente, Fabián Tittarelli y la secretaria Florencia González Leyton. Y por la UNLPam asistieron el rector Oscar Alpa; el secretario técnico de la consultora, Damián Araya; los directores del proyecto José Gobbi y Pablo Dorne, y Beatriz Dillon, quien llevará adelante el estudio de recomposición del rio Atuel.

“TRABAJANDO POR LA COMUNIDAD”

El rector de la UNLPam, Oscar Alpa, agradeció al gobernador Sergio Ziliotto la posibilidad de “trabajar en forma conjunta pensando siempre en las pampeanas y los pampeanos”, y sostuvo que la UNLPam “está pensada como un bien social y de derecho humano universal,  y la única forma de concretarlo es trabajando por la comunidad, con la realidad que nos atraviesa y, por supuesto, con el Gobierno provincial”.

Puntualizó la importancia del convenio referido al rio Atuel que “nos permite trabajar con la comunidad, con la sociedad, que es el verdadero sentido de la universidad pública”.

“Agradecemos que no piensen en la Universidad únicamente como consultora técnica, sino como quien puede estar a la par del Gobierno provincial satisfaciendo las necesidades de pampeanas y pampeanos”, agregó.

“ACUERDOS ESTRATEGICOS”

El secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri consideró la firma de los convenios como “acuerdos estratégicos centrales para la defensa de los recursos hídricos de La Pampa” y destacó la asociación entre el Gobierno provincial y la UNLPam. en busca de este objetivo.

Detalló que la cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó desde el 2008 “no tiene agua y está produciendo una desertificación extraordinaria”. “Hoy asistimos a través del cambio climático a un corte de los afluentes, por lo que es muy importante que contemos con la continuidad de estos estudios para insertarlos en las gestiones judiciales que venimos llevando adelante”, explicó.

En relación al convenio por el Atuel precisó que “es un aporte que nos permitirá prepararnos para la llegada de ese caudal de 3,2mt3/consensuado y aceptado por Mendoza dentro del fallo de la Corte. Buscamos que las sociedades de los pueblos ribereños puedan tener un acercamiento entre si y una toma de conciencia y puesta en valor de ese caudal, que en principio es ambiental, progresivo y sostenido en el tiempo, para recomponer el ecosistema en la región”, agregó.

CUENCA DEL DESAGUADERO

El convenio tiene el objetivo general efectuar un análisis y evaluación tendientes a determinar el caudal ambiental, y el daño ambiental producido por la ausencia de escurrimientos, en el curso del rio Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó en la provincia de La Pampa.

Los objetivos específicos apuntan a determinar un régimen hidrológico de caudales ambientales asociado a diferentes escenarios, y caracterizar el estado ambiental a nivel regional de la cuenca que permita la cuantificación del daño ambiental y socioeconómico vinculado a los escenarios previamente definidos.

Esta propuesta pretende efectuar recomendaciones que permitan establecer pautas y estrategias de gestión al Gobierno de La Pampa, en base a las cuales sea posible disminuir la vulnerabilidad social y ambiental que caracteriza a esta cuenca.

La Universidad tendrá además que definir los escenarios de caudal ambiental y de daño ambiental del río DSCC en la provincia de La Pampa basados en la condición actual, pasada y futura del  sistema fluvial del río DSCC, contextualizando los mismos a predicciones en cuencas con escasa información, bajo condiciones de cambio climático, y con una gestión del recurso segmentada con intervención de la CSJN.

Resulta estratégico para La Pampa contar con el producto de este estudio para las gestiones necesarias en pos de concretar la creación del comité de cuenca del río Desaguadero Salado Chadileuvú Curacó. Servirá de complemento y validación del estudio que está llevando adelante el Estado nacional en la cuenca, además de aportar técnicamente a reclamos fundamentales por los ríos, como el que se lleva adelante por la construcción de la represa de El Tambolar en la provincia de San Juan. Todo esto, para justificar la necesidad de un manejo conjunto de las regulaciones de agua existentes en la cuenca, con el fin de recuperar el recurso al cual la Provincia tiene derecho pleno.

El Plan General de Trabajo se plantea bajo un lapso de 12 meses para la entrega del Informe Final, con los cinco escenarios de gestión de caudal ambiental y daño ambiental y tendrá un costo, a cargo del Gobierno provincial, de $10.560.000

ESTUDIO SOBRE EL RÍO ATUEL

En este caso, el convenio con la UNLPam. prevé la realización de un estudio de base que otorgue herramientas para sustentar la construcción de escenarios deseados a partir de un caudal mínimo 3,2 m³/s -fijado por la CSJN el 16 julio de 2020- inmediato e interino del río Atuel ingresando a La Pampa, de manera permanente.

Se contemplan, además, como acción prioritaria, etapas de acción participativa a efectos de obtener resultados consensuados entre los actores involucrados: ámbito gubernamental, privado, organizaciones de la sociedad civil, comunidades de pueblos originarios, referentes urbanos y rurales quienes conformaran una mesa de trabajo multidisciplinar.

El esquema de trabajo propuesto implica una coordinación conjunta desde las distintas áreas Gobierno provincial, con la participación activa de la Universidad Nacional de La Pampa a través de sus distintas áreas de intervención. Se plantea, además, la necesaria participación de los municipios involucrados.

El proyecto se llevará a cabo en un período de 10 meses y será solventado económicamente por el Gobierno provincial que aportará los $ 5.400.000 a tal efecto.

Comentarios

Comentarios