Femicidio de una joven de Castex: La Justicia afirma que Lescano puede ser juzgado

La titular del Programa Nacional de Asistencia para las Personas con Discapacidad en sus Relaciones con la Administración de Justicia (Adajus), Mabel Remón, aseguró que Roberto Lescano no puede volver a ser juzgado por el femicidio de la joven castense María Guadalupe Puebla, porque «no tiene la capacidad de defenderse a sí mismo, y eso es un impedimento para estar en juicio». Fuentes de la justicia pampeana cruzaron estos dichos, asegurando que Lescano conoce la criminalidad de sus actos y que puede defenderse en el juicio, porque ya lo hizo con anterioridad.

«No hay ninguna norma en el Código Penal que diga que un sordomudo analfabeto no puede ser juzgado. Hay muchos que no tienen la instrucción en lenguaje de señas, pero mas allá de eso, en el caso de Lescano, éste fue el segundo juicio que afrontó por matar a una mujer. En el primero, hace muchos años, ya era sordomudo -lo es de nacimiento-, se defendió en el juicio, y fue absuelto porque él logró demostrar que era una legítima defensa», explicaron.





Y añadieron que «en este juicio, por el femicidio de Puebla, las pericias respecto de que comprende la criminalidad de sus actos se hicieron, y no hay ninguna otra pericia que contrarreste eso, o haga suponer lo contrario».

No fue admitido

Asimismo, señalaron que «cuando se ofreció prueba en el primer juicio por el homicidio de Puebla, este informe, o supuesto informe, no fue admitido», en relación al escrito de Adajus.

«Cuando se hizo el juicio lo planteó el defensor, y tampoco fue tenido en cuenta por el tribunal que entendió que Lescano comprendía, y esa sentencia en parte está firme, es por el abuso sexual, con una condena que se está ejecutando, porque lo dijo en primera instancia, lo dijo el TIP, lo dijo el STJ y hasta la Corte Suprema», afirmaron.

Y acotaron que «en el medio de todos esos recursos, la defensa planteó que Lescano no podía ser llevado a juicio, que no comprendía, y eso fue llevado hasta la Corte, que también rechazó el recurso. Es una cuestión superada en el proceso, está firme, ahora se hace un nuevo juicio por la parte que se anuló de la primera sentencia, ya que se consideró arbitraria la absolución, pero es con las mismas pruebas que fueron ofrecidas en el año 2015».

En todas las instancias

El pedido de la defensa, para anular el juicio, por la discapacidad de Lescano «fue presentado en todas las instancias, siempre se intentó agregar esta prueba, y siempre se le dijo que no. Incluso el actual presidente de audiencia, les dijo que no en tres oportunidades en los últimos 15 días, y les dió fundamentos de porqué no. Es una cuestión básica, si me deniegan una prueba, puedo hacer reserva, y puedo ir hasta la Corte inclusive, y eso ya ocurrió».

A su vez, señalaron que «Mabel Remón, no es perito de la causa. No conoce la causa, ni ninguna prueba de la causa, justamente porque no es parte de la causa», y añadieron que «tampoco hay constancia de que el interno Lescano, en los últimos seis años, haya sido peritado por nadie, entonces de dónde sale el informe de Adajus», cuestionaron.

Testigos

Más adelante, las fuentes consultadas indicaron que «la prueba incluye a testigos que son familiares, vecinos del barrio, que pueden decir qué entiende y qué no. Pero si una persona anda en moto, conoce las reglas de tránsito, nunca choca, hace las compras normalmente, maneja dinero… Hay muchas cosas que pueden hacer inferir que puede estar en juicio, más allá del dictamen pericial».

«Y el informe de Adajus ni siquiera es un dictamen pericial. Si el defensor pide un informe, y todos los jueces -incluida la Corte- se lo deniegan, y lo sigue pidiendo, hay que preguntarse cuáles son las reglas del proceso. Porque los funcionarios públicos actuantes en el juicio tienen que ajustarse al debido proceso», enfatizaron.

Y recordaron que «el Ministerio Público Fiscal en su momento ofreció como prueba otro expediente en el que Lescano fue absuelto, considerándolo importante, porque si bien fue juzgado en otra época, era un femicidio. El tribunal lo rechazó, entonces no puede presentarse el fiscal en el juicio el martes, y querer ofrecerlo nuevamente, porque las cosas no son forzadas. Esto hace al debido proceso».

Determina el juez

Finalmente, señalaron que «ni siquiera un perito puede determinar si una persona está en condiciones de ser juzgada o no, el que lo determina, haciendo las valoraciones de la prueba, es el juez. Y en este juicio, está invalidada solo una parte de la sentencia, ya que hoy se está ejecutando una sentencia firme contra Lescano, a quién ya se lo juzgó con el mismo interprete, con el mismo defensor. Lo único que se cambia son los jueces, y por eso debe reproducirse otra vez la prueba. El juicio anterior es valido, solo se invalidó una parte de la sentencia», concluyeron.

Nueva instancia

El martes 12 se iniciará en el Centro Judicial de Santa Rosa un nuevo juicio contra Lescano, por el femicidio de María Guadalupe Puebla, ocurrido entre el 15 y el 18 de agosto de 2014. El cuerpo de la víctima de 27 años fue hallado tapado de tierra, yuyos y ramas, en cercanías de la laguna Don Tomás, el 19 de agosto de 2014.

El imputado fue condenado en el año 2016 por el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de Puebla. El tribunal que lo juzgó, conformado por los jueces Carlos Besi, Andrés Olié y Daniel Sáez Zamora, lo absolvió por el delito de homicidio doblemente calificado por haber sido cometido criminis causae y femicidio, por el beneficio de la duda.

Luego de una serie de idas y vueltas en la justicia, se dispuso que se reenvíe la causa al tribunal para que realice un nuevo juicio y dicte una resolución definitiva sobre su situación procesal. Esta nueva instancia de juicio, comenzará el próximo martes.

Comentarios

Comentarios