martes 16, agosto, 2022, Eduardo Castex, La Pampa

Hoy se cumplen 92 años, del natalicio de Alvaro Celedonio Casquero

4 de Noviembre de 1929 – Nace Alvaro Celedonio Casquero, en la localidad de Alpachiri, Provincia de La Pampa. Cantante de tango y folclore, y un eximio payador.

Conocido como “El Payador Proletario”. Comenzó por el oficio de repartidor de hielo, luego como delegado del personal en una fábrica, hasta que triunfo como cantante en la especialidad de payador.

Trabajó junto a los grandes personajes de la música lírica argentina como fue Aldo Crubellier, a quien conoció por intermedio de Martín Castro. Trabajó en varias audiciones radiales en Radio Mitre, y televisivas en La puerpería de mandinga, programa emitido por Canal 9 y bajo la conducción de Julio Marbiz, además de espectáculos teatrales como Vuelven los payadores de Rubén Pesce y Crónica de arrabal de Tabaré de Paula.

En la década del ’60 trabajó en el programa Los Jueves Doble, por Canal 9, junto a Aldo crubellier, Guillermito Fernández, Virulazo y Elvira, y el eximio guitarrista Oscar Aleman, bajo la conducción de Roberto Galán.

En 1966 publicó su único libro al que tituló significativamente Juan sin casa, el cual contenía varios temas de alto contenido social.

Trece años le bastaron a Casquero para proyectarse como uno de los mejores payadores de la República Argentina. En ese lapso, que corre entre los años 1962 y 1975 logró singular eco por la factura de sus improvisaciones.

Aunque secundario, desde un punto de vista estrictamente poético, Casquero no carecía de dones para la Guitarra y para el canto. Cuando asumió la poesía repentista tenía 32 años, y su guitarra ya había deletreado temas nativos y ciudadanos: su voz había transitado por el folclore y el tango. De ahí arrancaban, seguramente, los recursos vocales y musicales que contribuían a su mayor esplendor, pese a que aún sin esos dones adicionales, su lirismo se hubiera mantenido en pie.

Activo sindicalista, se presentó desde sus inicios como «El payador proletario». Temperamental, muchas veces irritable, defendió con su canto la causa obrera (era empleado del gremio del Vidrio).

Realizó decenas de shows en lugares culturalmente conocidos como es el Círculo Católico de Rafael Calzada.

Álvaro Caledonio Casquero se suicidó el 21 de Enero de 1975 en su casa en la provincia de Buenos Aires. Su determinación fue resultado de un profundo cuadro depresivo que venía llevando hacia un tiempo. Tenía 46 años.

Comentarios

Comentarios

Telebingo_14agosto_lateral