La Banda de la Pepona, una veintena de apasionados del TC en el Autódromo de La Pampa

El Turismo Carretera despierta la pasión de millares de argentinos. Cada carrera moviliza decenas de miles de seguidores de las cuatro tradicionales marcas que compiten en la categoría más popular de Latinoamérica. Pampeanos –castenses, santarroseños y piquenses-, bonaerenses y mendocinos suman más de una veintena de personas, que se conocieron en la primera carrera que se realizó en el Autódromo Provincia de La Pampa, y cuasi religiosamente comparten “un campamento tradicional” en cada prueba que se disputa en el circuito cercano a Toay.

Para ellos las carreras comienzan quince días antes. Las carpas son fundamentales, porque durante algunas jornadas serán sus casas cercanas a la pista. Y los colchones y bolsas de dormir, no se pueden olvidar.





El ritual previo incluye –detalle muy importante- la compra de la comida, la bebida, preparar los discos, el asador y alguna parrilla. En este caso se encargaron los castenses Silvio y Carlos. “Igual después siempre algo tenes que salir a comprar, pero la idea es tratar de tener todo para no moverte del autódromo”, explicó Rafael Avila, un albañil castense, en una entrevista con Radio DON 101.5 Mhz.

“Hace 15 días que venimos trabajando con Silvio porque nosotros trajimos la bebida y la comida, y después repartimos los gastos”, explicó el entrevistado.

Los que primero llegaron para esta competencia, sufrieron las inclemencias del tiempo. “Nos mojamos bastante. Pero, cuando vinimos –el jueves a la tarde- ya había mucha gente. Y hoy –por el viernes- cuando nos levantamos ya habían llegado autos que anoche no estaban. Al lado nuestro, hay gente de Necochea, de Mendoza, de varios lados”,  narró.

LA BANDA DE LA PEPONA

En este tradicional campamento hay pampeanos de Eduardo Castex, Santa Rosa y General Pico; el viernes llegaron los bonaerenses provenientes de Dorrego y los últimos en arribaron fueron los mendocinos.

“Rafa”, como lo conocen en Eduardo Castex al entrevistado, destaca con orgullo: “vine a todas las carreras que se corrieron en este autódromo”.

Y precisamente acá se formó La Banda de la Pepona. “En el campamento nuestro somos 22 personas, de Eduardo Castex, de General Pico, de Santa Rosa, de Dorrego y Mendoza. Son todas amistades que hicimos acá en la primera carrera que se realizó en La Pampa y todos los años nos juntamos los mismos”, explicó.

¿Por qué La Banda de la Pepona?, porque La Pepona es una muñeca inflable que se “popularizó” en una carrera que disputó el Turismo Carretera en el circuito pampeano. La página oficial de la ACTC difundió fotos de los castenses con la muñeca, y algunos medios periodísticos de La Pampa y Buenos Aires también la difundieron “como un dato color” del evento deportivo.

“Esta media jodida La Pepona. Tiene un pinchazo, pero igual la trajimos. Está acá con nosotros”, respondió el castense, cuando fue consultado por el cronista.

ORGANIZACIÓN

Durante dos o tres días, en este caso será más breve la permanencia por las elecciones, esta veintena de apasionados compartirán el campamento. Hay hinchas de Chevrolet y Ford, pero eso no se convierte en un obstáculo para profundizar los lazos amistosos. Quizás el automovilismo es uno de los pocos deportes donde los hinchas de unos y otros pueden observar juntos el desarrollo del espectáculo, e incluso las hinchas pueden permanecer en un mismo sector sin registrar episodios de violencia.

Desde el jueves están ahí cercanos del trazado, escuchando el rugir de los motores. Rafael y compañía tuvieron que pagar un cordero que perdieron la última carrera que se corrió en La Pampa. Después, los discos no se enfriaron en ningún momento. No es fácil cocinar para más de veinte personas, pero la pasión “por los fierros” parece que todo lo logra.

“UNA PASIÓN”

“Nos gusta mucho el automovilismo. Acá hay hinchas de Ford y Chevrolet. En mi caso, esperó que gané (Agustín) Canapino”, revela Rafael, y seguidamente confiesa su amor por “los chivos”.

“Eso que me estas preguntando, anoche lo tiré en la cena. Y acá todos están en desacuerdo que desde el año próximo se sume Toyota a la categoría. Eso es un tema comercial, pero la tradición son las cuatro marcas que están compitiendo”, admite el entrevistado.

“Mirá estos días son impagables. Para nosotros es una pasión. Y si hay carreras, acá estaremos disfrutando del automovilismo”, cerró Rafael.

La Banda de La Pepona hoy estará pendiente de lo que ocurra en el circuito. Habrá apuestas, cargadas, festejos…y después, comenzará la remolona recolección de todo lo trasladado. No faltarán los abrazos de despedida. En los meses sucesivos se mantendrán las comunicaciones, porque está confirmado que el año próximo habrá dos carreras del Turismo Carretera en La Pampa.

Y seguramente ahí estará La Banda de la Pepona.Porque como dice Francella, interpretando a Pablo Sandoval, en la película El Secreto de sus ojos: ¿Te das cuenta, Benjamín? El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar, Benjamín: no puede cambiar de pasión.

Comentarios

Comentarios

Telebingo_23enero_lateral