Reino Unido confirmó la primera muerte por la variante Ómicron

Un paciente con coronavirus infectado con la variante Ómicron murió en Reino Unido, confirmó este lunes el primer ministro Boris Johnson.

«Lamentablemente, Ómicron está produciendo hospitalizaciones y se ha confirmado que al menos un paciente ha muerto», dijo el primer ministro a los periodistas durante una visita a un centro de vacunación en Paddington, en Londres.





Según la BBC, Johnson dijo que la nueva cepa ahora representa alrededor del 40% de los casos de coronavirus en Londres y espera que mañana esa cifra del 50%.

«El riesgo está claramente ahí, podemos ver a Ómicron aumentando ahora en Londres y en algunas otras partes del país», aseguró.

Por otro lado, Johnson se negó a descartar la introducción de más medidas antes de Navidad cuando se le preguntó si estaba considerando esa posibilidad.

La semana pasada el Gobierno británico introdujo restricciones en Inglaterra con el regreso al trabajo remoto, el uso obligatorio de barbijos en lugares cerrados y el transporte, y cuarentena al ingresar al país hasta obtener un test negativo.

A partir del martes los contactos totalmente vacunados de las personas que den positivo en un test de Covid-19 también deberán realizar pruebas diarias de antígenos durante siete días.

Mientras que lo que no estén vacunados deberán permanecer aislados durante 10 días, agregó la cartera.

El domingo el Gobierno del Reino Unido elevó el nivel de alerta por la propagación de coronavirus ante el «rápido aumento» de los contagios con la nueva cepa Ómicron y anunció un plan de emergencia para aplicar un millón de vacunas por día hasta fin de año.

Las autoridades de salud británicas reportaron en un comunicado el aumento del nivel de alerta de 3 a 4 «a la luz del rápido aumento de los casos de Ómicron».

Existe la preocupación de que es más probable que Ómicron reduzca la eficacia de las vacunas, pero los científicos creen que una tercera dosis proporcionará una protección significativa.

El domingo, en un mensaje dirigido a la nación Johnson dijo “nadie debería tener ninguna duda, se avecina un maremoto de Ómicron».

«Siento decir que afrontamos ahora una emergencia en nuestra batalla contra la nueva variante y debemos reforzar nuestro muro de protección de vacunas para mantener a salvo a nuestros amigos y seres queridos», afirmó.

Los científicos británicos informaron que Ómicron se duplica en el Reino Unido cada dos o tres días.

En el Reino Unido ya se detectaron 1.898 casos de la nueva variante, que según autoridades sanitarias se está propagando más rápido que la Delta y seguramente se convertirá en dominante en el país en los próximos días.

El Reino Unido es uno de los países más afectados por la Covid-19, con más de 146.000 muertes desde el inicio de la pandemia y con unos 50.000 contagios diarios actualmente.

Comentarios

Comentarios

Telebingo_23enero_lateral