La historia de amor de la joven siria que escapó de la guerra y se casó en Santa Rosa

Luego de estar viviendo seis años en La Pampa, y haber escapado de la guerra en Siria, Haneen Nasser contrajo ayer matrimonio con Besim Assad en el Registro Civil santarroseño.

Haneen Nasser y Besim Assad dieron el sí en la ceremonia de civil en el Registro Civil rodeados de sus seres queridos. Los jóvenes, que actualmente tienen un proyecto gastronómico, están juntos hace casi unos seis años, publicó el diario La Arena. 





Todo comenzó cuando Besim comenzó a ayudarla con el idioma a Haneen, ya que en ese tiempo solamente se comunicaba en inglés porque en su tierra natal ella era profesora de este idioma. Besim realizaba los estudios de la carrera en la Universidad de La Pampa, y así fue como nació poco a poco su historia de amor.

Hannen llegó desde Siria hace seis años, un 12 de julio de 2016 y se convirtió en la primera refugiada en La Pampa en el marco del Programa especial de visado humanitario para extranjeros afectados por el conflicto de la República de Siria. En sus tierras quedó su familia, integrada por su padre Basam, su madre Firial y sus hermanos Lilian y Tareq.

En una entrevista relató que no fue fácil su salida desde Siria. «Fueron ocho meses de papeles y trámites, allá son muy difíciles, antes solo había viajado de paseo a Turquía y Líbano».

Primer lugar.

Una vez en Argentina su vida comenzó a cambiar, luego de arribar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, se dirigió a Parera para encontrarse con María Belén, una profesora de inglés que la contactó e invitó a vivir en el país. Una vez ya acostumbrada a la localidad pampeana, a los meses decidió mudarse a Santa Rosa, donde ya conocía a su actual marido.

Besim contó que «cuando ella llegó al país yo colaboraba con la Asociación Árabe de la provincia porque mis padres estaban en la comisión y le hacía de traductor a Haneen que hablaba inglés y yo estaba estudiando el Profesorado de ese idioma en la Universidad». Desde entonces ya llevan una relación casi seis años.

Juntos.

Los dos volcaron sus tradiciones gastronómicas en su proyecto «Arabian», donde Haneen y Besim ofrecen platos con los más diversas aromas y sabores de sus tierras desde el año 2018.

Besim recordó que ellos «tomaron la posta» que les dejaron sus padres. «Mis viejos tenían una rotisería en el barrio Fitte que se llamaba Arabian pero después nos fuimos a vivir a España. Cuando volvimos, ellos empezaron a cocinar de nuevo aunque solo los fines de semana. En la Asociación Árabe también hacían todas las cenas y comidas de eventos y nosotros dos éramos mozos. Con el tiempo mis viejos se fueron cansando y nos tocó ir tomando la posta así que con las herramientas que ellos ya tenían se nos fue facilitando para emprender nuestro propio camino», contó en esa oportunidad.

En este emprendimiento gastronómico los dos ofrecen al público las clásicas empanadas de árabes, de verdura y una receta especial de Hannen con queso de menta, la picada árabe, el Kebbe, las hojas de parra, el humus, postres y shawarma. (Fotografía: diario La Arena)

Comentarios

Comentarios

Telebingo_15mayo_lateral