Beijing 2022: La norteamericana que decidió ganar medallas para China

La hoy atleta que representa a China nació en el San Francisco, California, en septiembre de 2003 y de a poco se transformó en una celebridad, la cual aparece en portales de internet, revistas y televisión principalmente en su tierra adoptiva, mientras cuenta con millones de seguidores en sus redes sociales (Instagram o Weibo).

Su madre, Gu Yan, llegó a los Estados Unidos para estudiar en la Universidad de Auburn y luego en la Universidad Rockefeller, la cual fue su madre, nacida en Pekín y que migró a norteamerica y la crió como madre soltera. Y también fue quien la inscribió en sus primeros cursos de esquí en el lago Tahoe, en las montañas de Sierra Nevada, así indica un despacho de EFE.





Pero también la propia Gu mostró desde niña mostró su gusto por las acrobacias y los saltos que ofrecían los estilos libres.

«Puedo afirmar que soy estadounidense, pero nadie puede negar que, al mismo tiempo, también soy china», declaró Gu en 2019 cuando eligió abandonar al equipo norteamericano.

Ya en el equipo chino brilló en 2020 en los Juegos Olímpicos de la Juventud disputados en Lausana (Suiza), mientras competí para la nación donde pasó muchos veranos. Pero su gran carta de presentación fueron los X Games de 2021 que se celebraron en Aspen, Colorado, y donde obtuvo dos medallas de oro y una de bronce.

Su presentación fue la mejor para las atletas novatas dentro del importantísimo campeonato, mientras que luego ganaría tres preseas más, entre ellas dos de oro, en los campeonatos mundiales.

Pero durante lo que fue la última temporada, la reciente ganadora del oro en Beijing 2022 arrasó con todas las competencias de medio tubo (es una estructura en forma de U) dentro del circuito mundial, ganó su única gran competencia aérea y, en todos los eventos de esquí en ladera, su peor puesto fue segundo lugar.

Una figura, una deportista, una imagen de crecimiento

La República Popular China nunca consiguió ganar más de cinco medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno y muestra de ello es que en los últimos llevados a cabo en Pieongchang en 2018, ganó una.

Es por eso que el desembarco de Gu consolida la idea y ayuda en las ambiciones del gigante asiático de desarrollar y ver crecer el mercado deportivo de invierno.

“Como mi abuela era muy competitiva y me dio esa mentalidad ganadora, y mi madre me dio la ética del trabajo, creo que las honro dando lo mejor de mí y poniéndolo todo en práctica”, dijo Gu.

El lado B de “la reina de las nieves” en una pista, llamada pasarela

Gu no sólo se esfuerza y trabaja a destajo como deportista de alto rendimiento en el hielo para un ciclo olímpico o bien para los X Games, sino también en eventos de moda y sesiones fotográficas, ya que pertenece a la agencia IMG.

La representante china ya formó parte de un evento de Louis Vuitton en Francia, luego de dejar una práctica en Suiza. Un avión privado la llevó para ser parte de una impactante ceremonia en la capital gala.

Mientras hace unas semanas, la atleta abandonó Austria para estar presente en la Semana de la Moda de Nueva York y la Gala del Met.

Pero no sólo es presencia, la joven de 18 años cuenta con sponsors y marcas de primera línea en su actividad deportiva, de esquí o Red Bull, sino de la talla de Tiffany & Company, Victoria’s Secret, la empresa de relojes IWC y las mejores empresas chinas. Gracias a su popularidad fue tapa de principales revistas en China de Elle, Marie Claire y Vogue. 

El pasado 3 de septiembre, día de su cumpleaños, Gu pasó en un yate en Dubai y anunció colaboraciones con Cadillac en China y Luckin Coffee, un competidor de Starbucks, así lo indica The New York Times en un artículo de Jhon Branch.

La hoy figura de este deporte y popular en Estados Unidos y China, entre otras latitudes, cuenta con intereses como el piano, donde es una estudiante destacada. Y pudo ser parte del equipo de campo traviesa en Stanford, por ser ese su deporte favorito, pero la nieve pudo más.

Gu, allá por el 2019, con apenas 15 años, mostró una gran performance cuando todavía representaba a Estados Unidos y se alzó con el Mundial de esquí en ladera que se disputó Italia y los propios entrenadores norteamericanos confiaron que la niña nacida en San Francisco podía ser una estrella exitosa en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022.

Lo que nadie sabía, era que ella se iba a transformar en la norteamericana que decidió ganar medallas para China. 

Comentarios

Comentarios

Telebingo_15mayo_lateral