Martín Guzmán defendió el acuerdo con el FMI y habló sobre inflación, dólar y tarifas

El ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el acuerdo alcanzado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional y aseguró que es «el único camino posible» para hacer frente al pago de los compromisos asumidos por la administración de Mauricio Macri en 2018.

La suba de tarifas





Guzmán indicó que el incremento en la tarifa de servicios públicos previsto en el acuerdo con el FMI será “alrededor del 20 por ciento, que es lo que ya se fijó” en la última audiencia pública.

Los aumentos en luz y gas “van a tener en todo el año una suba que está muy por debajo de la variación salarial. Va a ser del 40 por ciento del Coeficiente de Variación Salarial (CVS), es decir alrededor de un 20 por ciento, que es lo que ya se dispuso”, afirmó.

“Nadie va a experimentar un incremento que esté por encima de sus salarios”, insistió el titular del Palacio de Hacienda durante una entrevista por El Destape, en la que destacó que préstamo con el FMI firmado por el ex presidente Mauricio Macri condiciona la política económica del Estado argentino.

Esbozos de un plan energético acordado con el FMI

El préstamo del FMI va de la mano de un plan económico

El ministro explicó que todos los préstamos con ese organismo “están asociados a un programa económico. Vienen juntos, no se puede escindir una cosa de la otra. Cuando el gobierno anterior acudió al Fondo significó que hasta tanto no podamos pagar el préstamo tengamos que negociar un programa de política económica”.

La diferencia entre ese condicionamiento con el acuerdo arribado por el gobierno de Alberto Fernández es sostener “la capacidad de acción soberana” de la Argentina.

“Aquí no hay reforma previsional, que es un clásico de los préstamos del FMI. No hay reforma laboral ni quita de derechos ni privatizaciones, que son otros clásicos. Tampoco ajustes del gasto público. Por lo tanto el Estado puede seguir jugando un rol para apuntalar la política económica”, puntualizó.

También negó que el posible desapruebo de alguna de las revisiones trimestrales acordadas con el organismo vayan a ser un problema para la llegada de fondos del préstamo. “Con este sendero de desembolsos que acordamos quedamos a una revisión por delante, es decir que no se corta el financiamiento si alguna revisión no es aprobada”, afirmó .

Inflación, reservas, déficit y tipo de cambio

Por otra parte, Guzmán ratificó que “la inflación es el principal objetivo de la política macroeconómica” y sostuvo que para ello será “importante acumular reservas” e “ir reduciendo la emisión monetaria”.

En el terreno cambiario “lo principal que necesitamos es calmar las expectativas” porque no hay escasez de dólares. “Por eso, acumular reservas es fundamental, algo que ha sido muy complicado en un contexto en que la situación financiera de la Argentina era complicada”, explicó.

“Lo que limita el crecimiento en la Argentina es la cantidad de divisas. Para poder sostener el crecimiento hacen faltan dólares. Para eso necesitamos un perfil productivo más dinámico y hacer crecer las exportaciones”, señaló.

“El primer punto para bajar la inflación es cambiar la expectativa y generar confianza” cambiaria, de modo tal que “no haya remarcación de precios”. “Queremos ir manteniendo el mismo tipo de cambio real sin dañar la competitividad de la Argentina”.

Asimismo, indicó que “en los primeros meses del año, la inflación va a ser de alta tensión” y recalcó que “por eso es importante tener una acumulación de reservas que mejore las expectativas y de ahí trazar un sendero” en el que “el Estado apuntale el desarrollo”.

El segundo punto, agregó, “es tener una reducción de la emisión monetaria”, que apunta al objetivo de “reconstruir el mercado de deuda en nuestra propia moneda”, añadió.

El tercer punto, sumó, “es ir reduciendo el déficit fiscal, pero con un Estado que juegue un rol importante en el desarrollo productivo” del país. Es decir, que garantice el crecimiento de la economía y mejore los índices de empleo y pobreza.

Este conjunto de guías no deja de lado otro objetivo: “Que todos los salarios se vayan recuperando”, de modo tal que siga siendo la variable que hace crecer el consumo y la producción, señaló. Lo positivo de esto, agregó, es que “hoy estamos logrando un crecimiento vigoroso del empleo, que va mejorando los salarios”.

Acuerdo con el FMI y crecimiento

Por otra parte, Guzmán garantizó que el acuerdo con el Fondo no le pondrá un techo al crecimiento de la economía. Descartó así que el ítem del acuerdo que habla de un repunte del 2 por ciento para este año sea un condicionante.

“No se está planteando un tipo de crecimiento bajo”, dijo y citó como ejemplo lo ocurrido en 2021, “cuando proyectamos un crecimiento de 5,5 y terminamos por encima del 10 por ciento”.

Lo que ocurre, aseveró, es que “trabajamos con la prudencia y la cautela que Argentina necesita para sí misma, para poder ordenarse”, dijo y se diferenció del gobierno de Mauricio Macri.

“¿Qué pasó cuando vino un gobierno con promesas grandilocuentes de lluvias de inversiones? Terminó mal. Lo que pasó es lo que vivimos: tres años de caída, aumentó la pobreza, desigualdad y el empleo”, enumeró.

A diferencia de esto, lo que hace el gobierno del Frente de Todos fue “definir una plataforma de bases sobre la cual ir por un sendero mejor. Y en este sentido, se dialogó con la concepción de que “negociar no es obedecer”.

“Negociar es defender los intereses de la Nación argentina en un contexto internacional complejo que hace que se puedan revisar algunas condiciones”, advirtió.

Comentarios

Comentarios

Telebingo_22mayo_lateral