Pensando 2022: polarizados, unidos y buscando intendentes (*)

El 2022 será un año en el que comenzará a perfilarse el escenario de las próximas elecciones. Todos empiezan a medirse, aunque todavía no se muestren. Es que como dice un alto funcionario provincial, esta es una carrera larga y los que se apuran pierden.

¿Qué se analiza hoy en las charlas entre dirigentes en La Pampa pensando en el futuro político de La Pampa? Todos apuestan a la unidad. Lo saben desde el PJ y también desde Juntos por el Cambio. Si no se mantienen unidas todas las líneas, fuerzas y agrupaciones, no habrá buen resultado.





El peronismo después del cimbronazo de las legislativas pasadas sabe que tiene que cerrar un acuerdo con todos adentro. En ese marco de buscar un orden es que se dio la salida mediática del ex gobernador Carlos Verna (a la que algunos periodistas la vieron en clave catastrófica de querer romper todo o en clave mesiánica de ir por todo). Fue avisar que está activo y que conduce la línea mayoritaria del peronismo, la Plural. Lo que implica también una obligación hacia su figura: hacer que gane el peronismo en 2023.

JxC está embalado por la misma razón: el triunfo de 2021, que todavía saborean. Sus principales referentes, el senador radical Daniel Kroneberger y el diputado del PRO, Martín Maquieyra, son los principales promotores de cerrar filas. Si hubiera alguna diferencia entre ambas familias, se va a disimular. Cada fuerza piensa en un candidato a la gobernación, pero esto no significa que la meta sea una coalición lo más fuerte posible.

Mientras todos se figuran los escenarios que vendrán, se dan por hecho dos cosas: por un lado que habrá desdoblamiento con las elecciones nacionales y que los tiempos de definiciones se adelantarán; por otro que el peronismo tiene un candidato, que es Sergio Ziliotto. Las encuestas que manejan en Casa de Gobierno y que dejan trascender indican que en La Pampa, y por lejos, hay dos actores centrales en la consideración pública: Ziliotto y Verna. Después el marco nacional es otra cosa.

Hay otro dato político. Ya se están considerando los nombres de las y los posibles candidatos en los pueblos. Quienes son los que quieren repetir y quienes podrían ser alternativas. En el PJ ya se sabe quiénes irán por la reelección y está haciendo cuentas de cuáles pueden ser los mejores postulantes en lugares donde no haya un jefe comunal del peronismo. Desde JxC se visita algunos pueblos para hablar con los referentes y pensar en candidateables de un lado y del otro de la alianza.

La interna nacional como telón de fondo

Lo que observan algunos dirigentes del PJ aún sin mucha preocupación, pero sí como un dato incontrastable, es la interna nacional del Frente de Todos. ¿Tendrá consecuencias para la política provincial? El periodista Marcelo Falak en un artículo en Letra P indicó sobre la votación del acuerdo con el FMI que dividió al Frente de Todos: “En lo formal, la alianza oficial aún existe. En los hechos, ya no encarna el propósito para el que fue concebida”.

“El Frente de Todos dejó de existir, al menos en los hechos y tal como se lo había conocido hasta ahora, en la madrugada del último viernes, cuando más de un tercio de su bancada de la Cámara de Diputados se pronunció en contra -28 votos- o se abstuvo -13- y abandonó a su suerte al Gobierno del que, se suponía, formaba parte en su trance más difícil: la refinanciación de la deuda impagable que Mauricio Macri contrajo casi cuatro años atrás con el FMI. El tema, cabe recordar, dirime el futuro del proyecto panperonista entre dos polos, los de una refundación o una decadencia inexorable. Será pato o gallareta”, indica el periodista.

En ese marco, y pensando escenarios futuros, muchos en el peronismo local quieren evitar los coletazos de una interna nacional que pueda fisurar a la coalición pampeana. Nadie habla sobre las diferencias. Nadie se refiere al acuerdo del FMI. Salvo el gobernador Ziliotto, que lo entiende como un mal necesario. Y como mandatario provincial, acompaña al gobierno nacional del mismo signo político. Lo mismo hacen los tres legisladores del PJ pampeano en el Congreso. El resto, por ahora es todo silencio. ¿Para qué traer a La Pampa una interna nacional?

Dos polos y casi nada más

Vamos a otro dato que se desprende de lo anterior: la polarización entre dos coaliciones electorales es un hecho. Habrá en las provinciales dos frentes bien definidos: el peronismo y aliados, y Juntos por el Cambio. Esta vez tantos unos como otros necesitan hasta el último de los votos. Unos para sostener la continuidad, los otros para romper con más de cuatro décadas de gobiernos peronistas. ¿Habrá espacio para otras fuerzas? Los partidos menores quedarán presos de esa polarización. Es que tanto el peronismo como JxC suman desde los márgenes: el Frejupa por izquierda con partidos menores a través del kirchnerismo; la oposición por derecha a través del peronismo republicano.

Los libertarios todavía no pueden hacer pie en La Pampa y la izquierda tuvo una aceptable performance en las legislativas pero, se sabe, las ejecutivas son otra cosa, el voto es más útil y se necesita estructura. ¿Habrá esta vez una expresión disidente como fue Comunidad Organizada? Una fuerza desinflada sin mucho para ofrecer, y que ya no lo haga JxC a ese electorado que no vota al PJ.

(*) Por Norberto G. Asquini (periodista e investigador)

Comentarios

Comentarios

Telebingo_22mayo_lateral