Licencia por paternidad: Evalúan la ampliación «en forma paulatina»

El nacimiento de Francisco, el hijo del presidente Alberto Fernández y la primera dama Fabiola Yáñez, avivó un debate que desde hace años aparece como un asunto clave para garantizar la igualdad en las tareas de cuidado: las licencias por paternidad, que en la Argentina son de las más retrasadas de la región, con apenas dos días.

Un proyecto del Ministerio de las Mujeres propone ampliarlas de forma paulatina, mientras que en el Congreso impulsan una iniciativa para que sean de 30 días y sumar un período que pueda ser utilizado por la madre o el padre, según las necesidades de cada familia.





En la Argentina, la ley de Contrato de Trabajo indica que las licencias por paternidad son de apenas dos días corridos. Para las personas embarazadas, es de 90.

Sin embargo, existen regímenes especiales por sector. En el Poder Judicial, hace años se elevó de 2 a 15 días la licencia por paternidad. Además, cada provincia tiene regímenes especiales: en noviembre de 2021, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, las amplió de tres a 15 días para estatales.

Ampliación de las licencias por paternidad, un asunto clave

La cuestión fue puesta en agenda semanas atrás, cuando en la apertura de sesiones ordinarias del 1º de marzo, el propio Presidente reconoció que el país tiene una de las licencias más retrasadas de América Latina y confirmó que el Gobierno trabajaba en un proyecto de “licencias parentales igualitarias”, que incluirá a trabajadores monotributistas y autónomos”.

Qué pasa en el mundo con las licencias por paternidad

No se trata de un tema menor, sobre todo si se tiene en cuenta la desigualdad a nivel regional, donde en la mayoría de los casos son muy bajas: en Brasil, Chile y México, las licencias oscilan entre cinco y ocho días. En Colombia, Uruguay, Venezuela, Ecuador y Paraguay, son mayores a ocho.

Pero además, países como Chile, Uruguay y Cuba, entre otros, impulsaron licencias parentales, que pueden ser utilizadas por la madre o el padre, de acuerdo a las necesidades de cada familia.

Si bien naturalmente hay empresas o sectores de la economía que ofrecen licencias extendidas, la mayoría de los países europeos tienen licencias de 10 a 15 días por paternidad, aunque hay excepciones: en países nórdicos como Islandia son 90 días; en Suecia, 70; y en Finlandia, 54.

En Noruega, si bien hay dos semanas, hay múltiples convenios de trabajo que las amplían, en muchos casos, a 14 semanas más. Por su parte, Eslovenia se destaca al otorgar una licencia de 90 días.

España en 2019 amplió las licencias, primero a 8 semanas, luego a 12 y finalmente a 16.

Los Estados Unidos, en cambio, otorgan 84: la misma cantidad que tienen las madres.

Comentarios

Comentarios

Telebingo_29mayo_lateral