Megaestafa en General Pico: Hay dos detenidos, un prófugo y aparecieron más denuncias

El juez de control de General Pico, Diego Ambrogetti, le inició una causa penal a tres de los cuatro sospechosos de perpetrar una estafa millonaria que ya tiene una veintena de denunciantes y que alcanza los 230 mil dólares. Ayer pasado el mediodía, en los Tribunales de General Pico, el magistrado le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria a los tres imputados de haber llevado a cabo una estafa de esquema Ponzi. El caso trascendió semanas atrás, cuando todavía no había denuncias formales en la Fiscalía.

Un grupo de vecinos y vecinas piquenses fueron víctimas de una estafa tras sumarse a un presunto fondo de inversión que prometía rentas exorbitantes y mucho más generosas de las que ofrece el sistema bancario, publicó el diario La Arena. 





Los imputados ofrecían tasas que oscilaban en el 20 por ciento mensual en dólares y esto hizo por demás atractiva la posibilidad, al punto que algunos y algunas de los denunciantes vendieron casas y autos para depositarlos en ese fondo.

La formalización incluyó unas 19 denuncias por un monto que asciende a los 230 mil dólares (equivalentes a unos 46 millones de pesos).

Sin embargo, ayer a la mañana, según explicó el fiscal general Armando Agüero, radicaron otras cinco denuncias más y se espera que aparezcan nuevos damnificados. De la audiencia también participó el abogado querellante Michel Divoy, y los defensores privados Raúl Quiroga, Guillermo Allasia y Mariano Sánchez, con cada uno de sus defendidos.

El juez le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por la presunta comisión del delito de Estafas reiteradas a Juan Pablo Heim, a David Federico Domínguez Chap y a José Chap. Los dos primeros, a pedido de la Fiscalía, quedaron detenidos con prisión preventiva. El juez dispuso que la detención de ambos, se extendiera por los próximos 60 días. En cambio, José Chap transitará el proceso en libertad. Su caso, tiene la particularidad que además de ser imputado, también es denunciante.

El cuarto imputado fue identificado como Franco Gabriel Hernández, quien sería el CEO de Market Capital, la empresa ficticia que perpetró las estafas y que llegó a tener varias oficinas en General Pico. Hasta ayer a la tarde seguía prófugo y de la Justicia, y pesaba sobre él una orden de captura.

IMPUTADOS

El fiscal de la causa explicó que sobre Hernández pesa un «pedido de captura nacional» y que «se formalizó a tres por 19 denuncias de estafas de 239 mil dólares y 6 millones de pesos». Sin embargo, se tomaron ayer a la mañana «cinco denuncias más» que se incorporarán a la causa en una ampliación de la Investigación Fiscal.

Durante la formalización, algunos de los imputados, explicó el fiscal, se mostraron «también como víctimas y otro que dijo que se hicieron inversiones en el extranjero pero todavía no han dado cuenta de cuáles son, ni cuál es la rentabilidad que se produjeron ni cómo van a hacer para afrontar estas inversiones que le pidieron a la gente».

Agüero, al momento de peticionar sobre la situación de cada uno de los imputados pidió la prisión preventiva de Domínguez Chap y de Heim, tras entender que tenían los medios para fugarse incluso del país, y que podían entorpecer la investigación, influyendo sobre los denunciantes y testigos.

En el caso de José Chap, un joven que es policía y que llegó en libertad a la audiencia, pidió que no varíe su situación procesal, dado que también dijo ser damnificado y fue el único de los tres que aportó la documentación que probaría que fue uno de los tantos inversores que puso dinero a la espera de una futura y jugosa renta.

En su caso, está señalado de ser un reclutador de inversores a cambio de una comisión, y muchos de sus compañeros en la fuerza judicial fueron estafados por esta empresa.

SOCIOS

Según el fiscal, se trata de «una empresa inexistente, que tiene un nombre de fantasía para captar inversiones como ahora».

«De los tres que declararon ninguno puede dar certezas de que existiese esa empresa. Es un nombre de fantasía que permitía trabajar sobre esa plataforma, pero después no hay nada que nos permita probar que realmente había una sociedad. Se menciona a un CEO que es Franco Hernández, que es un monotributista que está habilitado para la venta de pelucas y para la recarga de matafuegos.

El otro socio, Domínguez Chap, que se presenta como un inversionista, está habilitado para trabajos de albañilería. Es decir que ni siquiera son personas que tienen antecedentes en este rubro», dijo.

Agüero indicó además que los imputados se presentaron ante las víctimas «como socios de un grupo de inversores y que hacen en sociedad inversiones en el extranjero a través de Market Capital. En sus estados de Whatsapp tenían el logo de Market Capital. Entre ellos hay relaciones en lo que tiene que ver con los alquileres de las oficinas y como cada uno se reunía con sus inversores en las oficinas de Market Capital. Ante este problema ahora aparecen y dicen que no son socios y todos vuelcan la responsabilidad sobre Franco Hernández. Todos los denunciantes hacen mención a que siempre que se encontraban con uno de los imputados iban a hacer sus inversiones a través de Market Capital y todos se terminaban de reunir con Franco Hernández».

IMPUTADO CON ANTECEDENTES

Uno de los imputados, Juan Pablo Heim, tiempo atrás estuvo involucrado en otro escándalo financiero. Estuvo al frente de la financiera que se vinculó con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM).

El caso salió a la luz cuando algunos trabajadores del municipio denunciaron que tras haber tomado préstamos en esta financiera, les llegaban descuentos de más del 90% de sus haberes.

Por el hecho se inició una causa penal, que terminó con los imputados sobreseídos y se impulsó la intervención del gremio por casi tres años.

Años después, Heim vuelve a estar en el ojo de la tormenta de una estafa por cifras exorbitantes.

Comentarios

Comentarios

Telebingo_22mayo_lateral