miércoles 24, julio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Recapturaron a preso que se fugó de la Comisaría Tercera de Santa Rosa

La Policía dio con el paradero de Jonathan «El Gringuito» Luna, uno de los dos presos que se fugaron -el domingo a la noche- de la Seccional Tercera de Santa Rosa. Según detallaron fuentes ligadas a la investigación, el joven prófugo se encontraba en una vivienda de la calle Gaich y fue atrapado esta tarde por la Brigada de Investigaciones de la UR-I.





Luna fue hallado en una casa ubicada sobre la calle Gaich al 400, en el barrio Colonia Escalante Sur. Se hizo presente en el lugar personal policial de la Tercera y de Brigada, y acudieron allí a raíz de un dato que habían obtenido en la investigación. El otro prófugo, Sebastián Castro Vásquez, aún es buscado, publicó el diario La Arena.

Según detallaron, el personal policial fue atendido en el domicilio por un menor de edad, hijo de la dueña de la casa. El menor fue retirado rápidamente para evitar una eventual toma de rehenes, e ingresaron inmediatamente a la casa para no darle tiempo a Luna de tomar algún objeto que pueda llegar a ser utilizado como arma. Incluso, forzaron las rejas de la ventana.

«El Gringuito» Luna y Sebastián Castro Vázquez, ambos de 27 años, se habían escapado de la comisaría el pasado domingo, alrededor de las 22 horas, y desde entonces eran intensamente buscados.

Fuentes policiales explicaron que para lograr salir «hicieron un hueco en la pared, a casi tres metros del piso» del patio. Aparentemente utilizaron como herramienta «un punzón» y buscaron «bien un rincón que no se ve». El agujero daba al patio de la comisaría, pero «lo hicieron alto y se subieron al techo. De ahí se descolgaron contra el lado de Bomberos. Uno de ellos lo ve, lo intenta frenar y no puede. Ahí da el alerta», explicaron.

DETENCIÓN 

Luna había sido detenido recientemente junto a otro sospechoso por la Brigada por un hecho en el que estuvo involucrado, ocurrido el 21 de agosto: desconocidos «reventaron» la puerta de una vivienda ubicada en la calle Olascoaga, la cual pertenece a un empleado de una conocida empresa de seguridad privada, y se llevaron un revólver calibre punto 357 Magnum, que se encontraba en su estuche, una pistola Glock 17 calibre 9 milímetros y otros elementos.

Luego de poco más de un mes de investigación, fue demorado a fines de septiembre. Luego, la Justicia lo formalizó y le dictó una prisión preventiva de efectivo cumplimiento por 45 días.

Comentarios

Comentarios