miércoles 24, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Exitosa subasta solidaria de vinos extraídos de la cava subacuática del río Colorado (*)

Con una recaudación de 200.000 pesos, los promotores de la cava subacuática del río Colorado subastaron -días atrás- 38 botellas del vino Arumcó que fueron añejadas durante ocho meses en el lecho del río patagónico. El dinero recaudado se donó a dos delegaciones pampeanas de Lalcec. La subasta tuvo un trámite “ágil, dinámico, y divertido”, según el martillero. Otras botellas fueron enviadas a organismos técnicos para que estudien las bondades del añejamiento subacuático.





El martillero santarroseño Simón Garzarón llevó adelante, el sábado 4, en Santa Rosa la subasta de 38 botellas del vino pampeano Arumcó, que desde abril de 2022 permanecieron sumergidas en lo profundo del río Colorado en Casa de Piedra. Estas botellas forman parte del lote de 72 envases que estuvieron sumergidas durante meses en el río Colorado y que fueron recuperadas a fines de enero.

La subasta se desarrolló en la vinoteca de Gabriel Klimberg, un coqueto y amplio local comercial que de esta forma se sumó a la “patriada” que un grupo de pampeanos viene llevando adelante en pos de defender nuestros ríos, promover las producciones bajo riego y difundir las bellezas y atractivos de La Pampa.

La noche, más que agradable, se prestó para el desarrollo de una jornada que el guardavidas, buzo y principal promotor de esta movida, Claudio “Toro” Ramírez, no dudó de calificar como “histórica”.

Junto con otros promotores de la “cava subacuática” del río Colorado, estuvieron presentes la secretaria de Turismo de La Pampa, Adriana Romero; autoridades de Lalcec-Santa Rosa y Lalcec-General Pico; el sommelier Federico Salas; los buzos santarroseños Gustavo Suárez y Pablo Garro, y muchas personas que se acercaron a adquirir los vinos y a apoyar la movida.

La fecha del 4 de febrero tuvo dos coincidencias que sumaron emotividad a la noche: se conmemoró el Día de la Lucha contra el Cáncer y también el Día del Guardavidas.

ÉXITOS CONFLUYENTES

La jornada fue exitosa por donde se la mire. Además de subastar todas las botellas y recaudar una importante suma de dinero, se logró el objetivo de visibilizar esta movida y de esa manera mantener en la agenda mediática y política la importancia de cuidar y proteger nuestros ríos, de las posibilidades productivas y recreativas que generan, de los atractivos y potencialidades que tiene la margen pampeana del río Colorado, y aportar un carácter novedoso -el añejamiento subacuático- a la creciente producción de vinos pampeanos.

La noche comenzó con la proyección de un video con imágenes de la actividad del sábado 21 de enero, cuando tres buzos se sumergieron en las oscuras aguas del Colorado y rescataron las 72 botellas que habían dejado allí en abril de 2022.

Las imágenes de las botellas en el lecho del río y el ruido ambiente de la respiración de los buzos, con el agua fluyendo con fuerza, dieron un carácter muy emotivo al video, que los presentes saludaron con un cerrado aplauso.

El ahora viñatero Juan Pablo Morisoli acompañó a Ramírez en la presentación de la actividad. Detalló cómo es la producción de vinos y destacó las bondades de este rincón del territorio pampeano. Luego la empresaria Florencia Rebolini, propietaria de un complejo de cabañas en Casa de Piedra, tomó el micrófono y con su carácter alegre y extrovertido ofició de maestra de ceremonias durante el resto de la noche.

DEGUSTACIÓN

La noche tuvo dos momentos bien diferenciados. Primero, cuando los presentes pudieron degustar el vino “Arumcó” que se elabora con las uvas que cultiva el ex secretario de Recursos Hídricos, Juan Pablo Morisoli, en su chacra de Gobernador Duval, y se vinifica en la bodega Lejanía, también de esa localidad, pero en este caso a partir de botellas que fueron añejadas por el sistema tradicional.

Esta primera degustación fue acompañada por una sabrosa y nutrida picada elaborada con productos pampeanos.

El segundo momento, más esperado, fue cuando se descorcharon varias de las botellas que durante ocho meses permanecieron en el fondo del río Colorado, en condiciones homogéneas de temperatura, presión y ausencia total de luz.

El sommelier Federico Salas se encargó de instruir a los presentes sobre las características a tener en cuenta, o por lo menos intentarlo, para diferenciar entre un método de añejamiento y otro.

Tras degustar los dos vinos, la mayoría de los presentes coincidió en reconocer una diferencia entre el sabor de uno y otro, un cambio en la coloración y en la textura. Salas señaló una serie de cambios que vienen a realzar las características ya comprobadas del vino pampeano, cuál es su sabor, su mayor estructura y carácter agradable al paladar, entre otras.

Salas destacó un hecho que ya había advertido Morisoli: la “nota” distintiva en cuanto a sabor que otorgan a estos vinos el polen de la flor de jarilla que se adosa a las uvas. Según Salas, el añejamiento subacuático exaltó esta nota de sabor.

“Es un vino pampeano por donde se lo mire”, reflexionó Morisoli: “uva pampeana, fincas pampeanas, nuestro río, nuestra bodega, y ahora el sabor único que le da la flor de jarilla que trae el viento pampeano”.

SUBASTA “ÁGIL Y DIVERTIDA”

Terminada la degustación, llegó el segundo momento más esperado de la noche: la subasta de las 38 botellas.

Con su tono afable y habilidad para este arte, Garzarón se encargó de hacer de cada botella un momento único. El subastador puso un precio base de 3.000 pesos a la primera unidad, valor que rápidamente escaló hasta los 5.200 pesos en que bajó el martillo. Un joven llamado Leonel tuvo el privilegio de ser el adquirente de esta botella.

En las restantes unidades, los valores ofrecidos oscilaron entre 5.000 y 5.800 pesos por botella. Los precios más altos fueron para las dos últimas, que llegaron a los 6.500 pesos cada una.

En el ínterin también se subastó un cuadro donado por dos artistas santarroseñas.

“Podemos decir que fue una subasta ágil y dinámica, y también divertida”, resumió el martillero, quien se manifestó orgulloso y agradecido de haber tenido un rol destacado en esta jornada.

MÚSICA Y PINTURAS

La noche también tuvo un fuerte componente artístico y cultural. Mientras Rubén Fauré interpretó la zamba “Por la costa de la barda”, de Julio “El Bardino” Domínguez, y la huella “Por tu ausencia” del compositor pampeano Gino Doroni; la cantante Pamela Pratts y el guitarrista Martín Mansilla deleitaron al público con varios temas folclóricos. A pedido de muchos de los presentes, cantaron uno de los temas icónicos del cancionero pampeano, “La chilquita”, también de Julio Domínguez.

Dos jóvenes bailarines de General Pico, Agustina y Fernando, se lucieron en varias piezas folclóricas. Los bailarines vistieron la indumentaria confeccionada por Angélica Martín, quien agradeció a los presentes la oportunidad de participar en la jornada.

El cuadro que se subastó fue donado por las artistas Talia Scarola y Florencia Semper. Se trató de una lámina con un mapa del territorio argentino, elaborada por Florencia e intervenida por Talia con material de descarte de otros emprendedores. Talia lleva adelante un emprendimiento producción de accesorios, complementos y decoración con material reciclado y Florencia uno de elaboración de láminas.

Organizadores y público quedaron más que satisfechos por el trámite y resultado de la convocatoria. Cada cual, desde su lugar, aportó para esta “patriada”, como ellos la llaman, de promocionar una nueva forma de añejar vinos pampeanos, y a partir de allí mantener en alto la lucha por nuestros recursos naturales y por el desarrollo productivo pampeano.

(*) Por Fernando Tourn (periodista)

Comentarios

Comentarios