domingo 14, julio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Tiroteo y odio racial en Estados Unidos: mató a tres personas y se quitó la vida

Un hombre blanco disparó contra tres afroamericanos y luego se quitó la vida en un comercio de Jacksonville, Florida, Estados Unidos. El sheriff del condado, T.K. Waters, confirmó que se trató de un crimen de odio racial.





«El tiroteo tuvo motivos raciales y odiaba a la gente negra», dijo Waters en una conferencia de prensa y agregó: «Quería matar negros». El tirador vestía un chaleco militar y portaba un rifle y una pistola. Además, le había dejado mensajes a sus padres, los medios y los oficiales detallando su odio racial.

El sheriff confirmó que, tras asesinar a las tres personas, el hombre se quitó la vida. «Se trataba, francamente, de un loco que decidió que quería acabar con las vidas de otros», añadió Waters, en declaraciones recogidas por la cadena NBC.

Previamente, la alcaldesa de Jacksonville, Donna Deegan, había informado a la cadena CNN que hubo «múltiples víctimas». «Es algo desgarrador para nuestra comunidad», señaló Deegan a los medios locales y añadió: «Es horrible y ha ocurrido demasiadas veces en esta comunidad».

Manifiestos descubiertos por la familia del pistolero poco antes del ataque, muestran «la repugnante ideología de odio», explicó el oficial que agregó que en al menos una de las armas se encontraron esvásticas dibujadas a mano.

El tiroteo ocurrió cerca del centro de educación superior Edward Waters, una universidad históricamente asociada a la comunidad afroamericana en ese estado del sur del país. La policía federal (FBI) va a abrir una investigación sobre el ataque como un crimen de odio, según afirmó Sherri Onks, agente especial del FBI en la localidad de Jacksonville.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, rechazó el «horrible» tiroteo y calificó de «basura» al pistolero. «Atacó a personas por su raza, eso es totalmente inaceptable», declaró DeSantis, que compite por la nominación republicana para las presidenciales de 2024. «Este hombre se suicidó antes que afrontar la situación y aceptar las responsabilidad por sus acciones, así que tomó la salida del cobarde», añadió el político.

El tiroteo del sábado, en el que las víctimas fueron dos hombres y una mujer, es el más reciente de una ola de ataques con armas de fuego en Estados Unidos el fin de semana. Los tiroteos masivos se han vuelto más comunes en el país, donde en muchos estados los ciudadanos tienen fácil acceso a las armas de fuego.

Más temprano el sábado, la policía informó de siete personas hospitalizadas por un tiroteo masivo durante el festival caribeño realizado en la ciudad de Boston (noreste).m La noche del viernes, dos mujeres fueron baleadas en un juego de béisbol en Chicago; mientras un joven de 16 años murió y otros cuatro resultaron heridos en una disputa tras un partido de fútbol en una escuela secundaria de Oklahoma. Un autodeclarado supremacista blanco mató a 10 afrodescendientes en un ataque en un supermercado en mayo de 2022 en el estado de Nueva York.

Comentarios

Comentarios