martes 18, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Allanaron y clausuraron la distribuidora de libros nazis más grande de Argentina

El operativo fue realizado por la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA tras una denuncia presentada por la DAIA, quienes realizaron el allanamiento y la posterior clausura a Librería Argentina, la distribuidora e imprenta de libros nazi y antisemitas más grande del país. El comerciante Pablo Giorgetti, acusado de ser su principal responsable, fue arrestado en su casa familiar en Beccar, acusado de violar la Ley Antidiscriminatoria N° 23.592.





“¡Advertencia!: El contenido de los libros no es nuestra responsabilidad ni ideología y sólo se realiza a fines de coleccionismo o investigación histórica. Nos oponemos fervientemente a cualquier tipo de discriminación o superioridad de un determinado grupo”, aseguran en su sitio web.

El catálogo y la estética del sitio web son enteramente nazis: pueden verse cruces de hierro, la runa Odal, esvásticas en las cubiertas, libros del colaboracionista belga Leon Degrelle, el místico fascista italiano Julius Evola, títulos como “Del Yugo Sionista A La Argentina Posible”, de Walter Allende, o las obras de Alfred Rosenberg, jerarca nazi y uno de los principales ideólogos del Tercer Reich, que profundizó las teorías racistas de Adolf Hitler.

Hay, al menos, 20 editoriales en su catálogo, con una colección casi completa de los libros de la editorial Milicia Odal, sumamente activa en los años 70, que publicó libros como “Cristo No Es Judío” o “Nosotros Los Racistas”. Todas sumamente conocidas en el pequeño mundo de los fanáticos nazi argentinos.

También hay un amplio menú de DVDs, toda una filmografía nazi.

Hoy, Librería Argentina se encuentra clausurada tras una redada de la Dirección General de Seguridad de Estado de la Superintendencia de Investigaciones Federales, con una causa a cargo de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado.

Además, a su dueño le incautaron 200 libros en español. “Mi Lucha” de Adolf Hitler aparece repetido en su biblioteca al menos dos veces.

La causa en contra de Librería Argentina comenzó en diciembre de 2021, cuando fue denunciada por una abogada de la DAIA, al ver que los libros eran ofrecidos en una de las principales plataformas de e-commerce: el emprendimiento nazi ofrecía diversos medios de pago, con envíos por correo privado.

Así, se realizó una larga investigación que incluyó escuchas telefónicas y una compra encubierta, que llevó al domicilio donde operaba Giorgetti en Beccar, donde le entregó materiales a una agente, lo que llevó luego a su arresto.

El acusado, no casualmente, se encuentra registrado en los rubros de edición de la AFIP.

El lugar fue allanado y se encontró una impresora, con varias tapas de libros impresas, con títulos como “La Mafia de Los Judíos En Argentina”.

También se realizaron averiguaciones en el domicilio del sospechoso en Martínez, donde aseguraron vecinos que se dedicaba a la “venta de libros de historia por Internet”.

Comentarios

Comentarios