martes 16, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Santa Rosa: Policía condenado a prisión por golpear a una persona y falsificar un acta

El Tribunal de Impugnación Penal confirmó una condena contra un efectivo policial de la ciudad de Santa Rosa que agredió a una persona en mayo de 2021 e intentó ocultarlo falsificando un acta. También ratificó la pena contra otros dos efectivos que colaboraron con él, fraguando un acta, para encubrir la golpiza.





El fallo se conoció ayer y lleva las firmas de los integrantes de la Sala B del TIP , los jueces Filinto Rebechi y Gabriel Tedín (sustituto). El fallo de primera instancia había sido apelado por el letrado Juan Eduardo Ravinale, defensor particular de Sebastián Eduardo Bustos, y el abogado Néstor Mariano Sánchez, patrocinante de Martín Sebastián Alderete y de Romina Luján Montesino. Alderete había sido condenados por la golpiza y Montesino y Bustos por fraguar el acta junto al primero, publicó el diario La Arena.

El juicio en contra del trío se había realizado el 6 de noviembre de 2023. Ese día, Alderete fue condenado a 4 años de prisión e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo por ser autor material y penalmente responsable de los delitos de Lesiones Graves calificadas por su condición de empleado policial y vejaciones en concurso real con Falsificación de Instrumento Público en calidad de Partícipe Necesario.

Bustos y Montesino fueron condenados a dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo de la condena por ser autores materiales y penalmente responsables del delito de falsificación de instrumento público.

Restricción.

En primera instancia, la Justicia acreditó que el 24 de mayo de 2021, a las 20.00 horas aproximadamente, Luis Ricardo Diez volvía de retirar dinero de un cajero automático próximo a su domicilio. En esos días existía la restricción de circular en ese horario debido al Covid-19. En la esquina de México y Chile de esta ciudad, fue interceptado por un móvil policial de la Seccional Tercera, en el que se conducían Alderete y Montesino.

En ese lugar, la patrulla le labró un acta a Diez, quien se negó a firmar. Luego de ello, Diez siguió su camino hacia su domicilio -en sentido contrario en que estaba la patrulla- y los efectivos policiales se subieron a su vehículo. Segundo después, la patrulla hizo reversa e interceptó de nuevo a Diez. En ese momento se bajó del vehículo Alderete y agredió con golpes de puño en el rostro a Diez. Luego de solicitar apoyo, Diez fue esposado y llevado a la Tercera.

Durante el trayecto fue insultado y mortificado física -con presión en las esposas- y psicológicamente por parte de Alderete. Ya en la comisaría y a fin de justificar el proceder ilegal de Alderete y Montesino, el oficial policial que se encontraba como Jefe de Servicio, Bustos, confeccionó un sumario policial en coordinación con Alderete y Montesino con datos apócrifos.

Hematomas.

Como producto de los golpes recibidos, la víctima sufrió varios hematomas en el rostro y pérdida de tres piezas dentales. El falso informe de los uniformados fue desbaratado por Diez, quien apoyó su relato con el registro de imagen de un cámara de seguridad de una pollería ubicada en la zona de su detención.

Las otras pruebas que se analizaron y por las cuales le dieron la razón al vecino fueron los testimonios de un cabo de guardia de la Tercera, del encargado de turno en la comisaría y el informe y la declaración en el juicio de la médica forense y el odontólogo que atendió a Diez.

Pero eso no es todo, de la revisión del celular de Alderete surgió a las claras que intercambió mensajes con Bustos para coordinar la confección del acta con la información falsa.

Para el TIP los planteos de las defensas no fueron suficientes para derribar el fallo de primera instancia, que en cambio fue confirmado.

Comentarios

Comentarios