domingo 14, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Robó un auto en Castex, golpeó al dueño, se fugó, chocó un patrullero y no irá preso

El victoriquense protagonista de un hecho cinematográfico accedió a un juicio abreviado y pese a las reincidencias, fue condenado a tres años de prisión en suspenso. Durante dos años tendrá que cumplir algunas reglas de conducta.





El autor del robo de un automóvil estacionado con su propietario en el interior cuando estaba frente a la sucursal del Banco de La Pampa (BLP) en Eduardo Castex, y después protagonizar una cinematográfica fuga donde incluso chocó el patrullero de Mauricio Mayer hasta que fue detenido en Anguil, finalmente accedió a un juicio abreviado y no irá preso. El condenado, confirmaron -oportunamente- fuentes policiales, residió en Eduardo Castex y Monte Nievas, y tiene acusaciones por hechos contra la propiedad.

El juez Carlos René Ordas homologó -en los últimos días de diciembre- el acuerdo de juicio abreviado y condenó al victoriquense Jonathan Nicolás Ríos «por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de Robo Calificado por ser un vehículo dejado en la vía público en concurso real con el delito de Resistencia a la autoridad, a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional. El abreviado fue suscripto por el fiscal actuante Facundo Bon Dergham, la defensora María Silvina Blanco Gómez y el imputado.

De película.

El episodio ocurrió el 14 de diciembre -aproximadamente a las 9.50 horas- cuando el VW Gol Country se encontraba estacionado sobre la calle Rivadavia, frente a la sucursal del BLP, con Orlando Lemos (85 años) en su interior. El bonaerense acompañó a su hija Claudia Luján Lemos hasta la entidad bancaria. En el rodado había $ 220.000 en efectivo, un teléfono celular y la documentación del vehículo.

Cuando la hija estaba en el interior del edificio de la banca mixta pampeana, Lemos fue sorprendido por Ríos, quien subió al vehículo y le transmitió: «Vamos que tenemos que estacionar, me dijo tu señora». El propietario le respondió que no estaba con su señora, y el victoriquense comenzó a los gritos a pedirle que se calle. Seguidamente encendió el vehículo y se dirigió por la calle Rivadavia en sentido oeste, cuando arribaron al cruce con la calle Martín Güemes le propinó «dos golpes con el codo en el tórax» y lo hizo descender del vehículo y continuó hacia el cardinal norte.

En la cinematográfica fuga fue observado por un patrullero de la subcomisaría de Mauricio Mayer cuando atravesó el cruce de las rutas provinciales 10 y 7. En la persecución hizo caso omiso al pedido de detención y chocó el patrullero policial, para continuar hacia el este, donde fue interceptado -aproximadamente a las 13.30 horas- en la zona urbana de Anguil por policías.

Restricciones.

El fallo judicial estableció que Ríos deberá mantener, durante dos años, ciertas reglas de conducta: someterse al control de la Unidad de Abordaje, Orientación y Supervisión de personas en conflicto con la ley penal y no cometer nuevos delitos.

También tendrá que constituir domicilio y mantenerlo actualizado durante ese lapso; y no se podrá relacionar con Orlando Lemos a menos de 200 metros de su persona en General Arenales (provincia de Buenos Aires), y lo mismo con su hija que reside en Eduardo Castex.

Además, se comunicará la sentencia al Registro Nacional de Reincidencia y al Departamento Judicial de la Policía provincial D-5.

Comentarios

Comentarios