viernes 19, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Los gobernadores patagónicos fueron determinantes en la caída del DNU de Milei en el Senado

Los gobernadores patagónicos coordinaron este jueves el rechazo al DNU de Javier Milei por parte de los legisladores que les responden en el Senado. «Hablan intensamente entre sí y tienen claro que hay que salvar la Argentina», comentó un ministro de esa región a LPO, y contextualizó la jugada: «los gobernadores eligen qué peleas dar contra Milei y qué peleas no».





La afirmación atendía a las lecturas que recogió LPO y que reprochaban a los mandatarios provinciales la responsabilidad de que la Cámara de Diputados no alcanzara el quórum este miércoles para discutir una nueva fórmula jubilatoria, a instancias de una sesión convocada por el bloque de Miguel Pichetto.

Una fuente parlamentaria consideró que la colaboración del miércoles en Diputados y el rechazo de plano al DNU este jueves «es algo lógico». «Si el Presidente castiga y agrede todo el tiempo, le piden que baje un cambio, los gobernadores van a dialogar pero después se encuentran con que continúan los ataques, es obvio que te la van a poner», graficó.

Como ya informó este medio, uno de los caudillos provinciales blanqueó desde el principio con Pichetto y Emilio Monzó que no podían prestar quórum para la convocatoria del miércoles. «Les explicamos que los gobernadores están negociando pacto fiscal y ley ómnibus y que no iban a apoyar esta sesión a cinco días de haber estado en Casa Rosada», sostuvieron.

Por otro lado, el maltrato del Jefe de Estado a todo el sistema político en general y a la propia vicepresidenta Victoria Villarruel en particular sigue causando un profundo malestar. Hasta en el peronismo manifestaron su preocupación por la agresividad de Milei con su compañera de fórmula: «no sabemos cómo puede terminar esto», deslizaron cerca de José Mayans.

De hecho, el senador santacruceño José María Carambia se solidarizó en su discurso en recinto con la Vicepresidenta. Y en los pasillos del Congreso se comentaba que el voto en contra del DNU que facturó la senadora Edith Terenzi, una radical chubutense ligada al gobernador Ignacio Torres, fue también una forma de repudiar el meme de los libertarios burlándose del gobernador y las personas con síndorme de Down.

La articulación de los gobernadores terminó visibilizándose en el voto negativo de los legisladores que no integran los bloques mayoritarios, como la rionegrina Mónica Silva, la neuquina Lucila Crexell, los santacruceños Carambia y Natalia Gadano, la propia Terenzi.

Incluso, el fueguino Pablo Blanco, que denunció presiones de los empresarios para que «se fije» cómo actuaba pero se inclinó contra el decreto, también reconoció que recibió llamados de gobernadores.

Como sea, Milei se topó en el Senado con una muralla de legisladores que cerraron filas por orden de sus jefes provinciales.  

Comentarios

Comentarios