lunes 15, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

En La Pampa, ya echaron a 14 trabajadores de Anses

La comisión de ATE Anses denunció el viernes pasado una ola de despidos que alcanza a 1.300 trabajadores y trabajadoras de todo el país. En La Pampa son nueve las personas despedidas, y aunque aún no les llegó el telegrama, la semana pasada ya no pudieron ingresar al sistema para desarrollar la jornada laboral de forma habitual.





«Milei y sus aliados vienen a erradicar derechos, destruir puestos de empleo y demoler los ingresos de los trabajadores, jubilados y sectores populares», sostuvo el gremio frente a la ola de despidos que se enmarca en los anuncios hechos por el vocero presidencial, Manuel Adorni, sobre la decisión del gobierno de achicar la planta estatal nacional entre un 20 y 30 por ciento para fines de este mes.

«Con estos despidos intentan también ocultar el fenomenal ajuste a toda la población. En tres meses de gestión, el sacudón ha sido tremendo. Caen el salario real, las ventas, la producción, el consumo y el trabajo registrado. ¿Hasta cuándo va a aguantar el pueblo argentino semejante atropello?», denuncia el comunicado gremial.

En esta nueva ola de despidos, el directorio del Conicet denunció también la intención de cortar 1.600 puestos de trabajo de empleados administrativos y técnicos, que se sumarían a los 50 ya anunciados. Además, en los últimos días se anunciaron despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad (165), AYSA (200), Enacom (50), Secretaría de Derechos Humanos (26), Incaa (170), entre otros sectores. En tanto, el Gobierno anticipó cierres masivos en la agencia de noticias Télam (700 empleados), el Inadi (400 empleados) y el Instituto de Agricultura Familiar (900 empleados), que aún no fueron operativizados.

A su vez, manifestaron su preocupación empleados del programa nacional de Primera Infancia, de Vialidad Nacional, del Servicio Meteorológico Nacional y el Cenard. “El objetivo de este gobierno es desfinanciarnos para mostrarnos ineficientes ante la sociedad”, manifestaron desde la Comisión Directiva del Sindicato del Personal de Vialidad Nacional.

EN LA PAMPA

El viernes pasado, no pudieron ingresar al sistema nueve trabajadores y trabajadoras de Anses en La Pampa. Cuando llegaron a sus oficinas, no pudieron acceder a sus usuarios para realizar las tareas. De esa forma, se dieron cuenta que iban a ser despedidos, aunque aún no les llegó el telegrama, publicó el diario La Arena.

La dramática situación alcanza a tres empleados de Santa Rosa, dos de Victorica, dos de Santa Isabel, uno de Catriló y uno de 25 de Mayo. Cinco personas se encuentran en planta permanente y cuatro son contratados. “Todos ingresaron desde 2020 en adelante con la gestión de Alberto Fernández y Fernanda Raverta”, comentó una fuente consultada.

Dos de las agencias, Santa Isabel y Catriló, solamente van a continuar su funcionamiento con un trabajador en cada lugar, pero en otras provincias se produjo el cierre de varias agencias.

“No sabemos si habrá nuevos despidos, esperamos que no porque es desagradable y muy triste ver a compañeros y compañeras quedarse sin trabajo en este momento”, lamentó la fuente y recordó que en febrero ya echaron a cinco personas de La Pampa, que se suman a las 600 que también habían sido afectadas.

Por último, contó que ayer por la mañana recibieron agresiones de beneficiarios y beneficiarias de Anses porque estaban realizando una asamblea en la oficina para exponer la situación. “Nosotros como empleados de Anses no queremos enfrentarnos con la gente, no queremos un enfrentamiento de pobres contra pobres. Solo somos un vínculo para dar derechos y las políticas de este Gobierno van en contra de esos derechos. Queremos cuidar el organismo y esperamos que la gente pueda entender la situación”, expresó y comentó que hoy, de 8 a 10, se va a desarrollar una nueva asamblea.

Comentarios

Comentarios