lunes 20, mayo, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

El Gobierno prometió a EE.UU que fiscalizará La Salada y las ventas por internet

El gobierno argentino acusó recibo de las observaciones sobre los desafíos a la propiedad intelectual que la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos -2024 Special 301 Report on Intellectual Property Protection and Enforcement- reiteró en su último informe.





Incluye de nuevo a la feria de La Salada como mercado de productos falsificados y piratería tanto en Lomas de Zamora como el el Once y a lo largo de todo el país.

Hace también referencia al comercio irregular online de esa mercadería, a través de las redes sociales, así como al crecimiento de la piratería en internet, y se queja de la «casi inexistente» legislación penal que sancione esa práctica.

La Cancillería reaccionó ante el llamado de atención, que se repite todos los años, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Marcelo Cima, comprometió que la fiscalización se hará a partir de junio, aduciendo que el cambio de gobierno obligó a reestructurar organigramas y la agenda oficial de actividades.

«Está el tema de La Salada, de la venta por internet. Ellos lo que dicen es: ustedes tienen la legislación, pero no tienen el enforcement, es decir, la aplicabilidad de la ley».

En ese aspecto, la Secretaría de Comercio se encuentra asimismo en pleno desarrollo de un nuevo plan nacional de fiscalización en el marco del Consejo Federal de Comercio Interior.

La cuestión de las patentes va más allá del enorme mercado informal que funciona paralelamente pero a la vista, y la industria nacional farmacéutica tradicionalmente se enfrentó con las presiones de los lobbies norteamericanos para que se cumplieran las prácticas vigentes en el Hemisferio Norte.

Sobre el particular, la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa) emitió un comunicado en el que destaca que «si bien se mantiene a la Argentina dentro de la Priority Watch List, el gobierno de EEUU ha cambiado radicalmente su visión en lo que respecta al sector farmacéutico, pues ha desistido de objetar la política legislativa y regulatoria en materia de patentes farmacéuticas».

La lista negra

Si se observa la lista de países suministrada por la Administración Biden salta a la vista que la observación excede esos desafíos de larga data a la propiedad intelectual achacados a nuestro país.

Figuran Chile, China, India, Indonesia, Rusia y Venezuela. Y en la lista de naciones seguidas, aunque no en orden prioritario, están Argelia, Barbados, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Colombia, Ecuador, Egipto, Guatemala, México, Pakistán, Paraguay, Perú, Tailandia, Trinidad y Tobago, Turquía y Turkmenistán.

El gobierno norteamericano lleva más de una década mencionando sistemáticamente al complejo informal que funciona en Ingeniero Budge, provincia de Buenos Aires, al cual en su momento definió como «uno de los mayores mercados al aire libre de Latinoamérica» de comercio irregular.

Pero incorpora a la lista la continua venta online de productos falsificados a través de las redes sociales y el crecimiento de la piratería en internet, que adjudica a la «casi inexistente» legislación penal que sancione esa práctica.

Reitera la poca respuesta del Estado ante estos delitos. 

«La policía argentina generalmente no actúa de oficio y cuando hay procesos legales estos languidecen con excesivas formalidades. Cuando algún caso llega a juicio, los infractores rara vez reciben sentencias«, lamenta el informe.

El organismo norteamericano señala como otro desafío actual que «los innovadores sectores químico y del agro tienen una protección inadecuada contra el uso comercial desleal y frente a las filtraciones de tests y otros datos generados para obtener la aprobación de productos«.

En ese sentido, se alude a las limitaciones del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) que, según los norteamericanos, «continúa operando con un número reducido de examinadores de patentes, con recursos limitados que desafían la contratación y retención» de personal.

«La Argentina hizo un progreso limitado en materia de protección y cumplimiento de propiedad intelectual en 2023″, insiste el informe.

La evaluación de EEUU sobre propiedad intelectual, marcas y patentes se hace en contacto con cada uno de los países mediante una comisión mixta (TIFA, por sus siglas en inglés) y el foro de innovación, donde cada parte da su punto de vista y hace consideraciones sobre los temas planteados.

La visión institucional

Mario Grinman, presidente la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), había dicho que “en los primeros meses del año se observa una pequeña reducción de la venta ilegal, tanto en la comparación intermensual como en relación al mismo período de 2023. La cantidad de puestos de venta ilegal disminuyó en promedio en el bimestre febrero-marzo de 2024 un 6,3% respecto al mismo período de 2023, pero se concentra particularmente en algunas zonas, como Once y la Avenida Avellaneda. Estos barrios concentran las 10 cuadras más afectadas por la venta ilegal en toda la Ciudad de Buenos Aires”. 

Enumera.»Si nos enfocamos en piratería, en cambio, experimentó un fuerte crecimiento, destacándose Once como la zona de mayor influencia. Esta área de la Ciudad encabezó las falsificaciones en los rubros de Indumentaria y calzado, y de óptica, fotografía, relojería y joyería», agrega.

Comentarios

Comentarios