sábado 22, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Echaron al árbitro que dirigió alcoholizado en la Liga Cultural de Fútbol

La Asociación Civil Amigos Pampeanos Unidos de Árbitros, más conocida como Árbitros Pampeanos Unidos (APU), que preside Martín Lobo, decidió echar de su plantel de profesionales al árbitro que el fin de semana dirigió un partido de divisiones inferiores de la Liga Cultural de fútbol en evidente estado de ebriedad.





Ante las quejas y denuncias de quienes presenciaron el lamentable «espectáculo», y al tomar conocimiento de lo que había ocurrido luego de las averiguaciones correspondientes, la asociación tomó una dura determinación y la comunicó a la Liga Cultural, además de pedir disculpas al Club Independiente de Doblas por lo que había ocurrido, publicó el diario La Arena.

«Repudiamos lo sucedido y pedimos disculpas a su institución por lo sucedido», señalaron en una nota desde APU. «Nos hacemos responsables de dicha situación, por lo que decidimos expulsar de nuestra asociación al señor (…, en el comunicado figuraba el nombre del árbitro) por sus actos del día sábado, ya que en nuestra institución no avalamos dichos actos indisciplinarios», agregaron.

Luego de pedir «nuevamente mil disculpas», desde APU aseguraron: «Trabajaremos para que nunca más se repita, ya que trabajamos día a día para que nuestro arbitraje mejore».

«Una vergüenza».

El lamentable hecho se dio el sábado en un partido entre Independiente de Doblas y Deportivo Matadero, por la duodécima fecha de las divisiones inferiores de la Liga Cultural de fútbol, y generó el repudio de quienes lo presenciaron, que describieron lo sucedido como «una vergüenza».

«Nunca me había pasado en todos los años que llevo en el fútbol», le confió a LA ARENA una de las personas que estuvo en la cancha, al tiempo que reveló que los árbitros llegaron tarde (aparentemente porque el referí en cuestión no estaba listo cuando lo pasaron a buscar) y que, a la hora de dirigir, se lo vio en muy mal estado producto de la ingesta de alcohol.

Según informaron, el árbitro tenía un aliento que evidenciaba su borrachera, físicamente tampoco estaba en condiciones -por momentos parecía que trastabillaba- y, entre otras anormalidades, terminó su partido antes del tiempo reglamentario.

 «Esperemos que se haga algo al respecto porque ponen en riesgo la integridad física de los nenes», había pedido uno de los responsables de las formativas doblenses. Y su solicitud tuvo eco, porque la asociación APU se hizo responsable y decidió expulsar al referí.

Comentarios

Comentarios