Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Falleció la niña lesionada en un choque en la Ruta Provincial 1

La trágica noticia fue confirmada por el director del hospital del Gobernador Centeno de General Pico. La niña fue trasladada ayer, junto a su mamá, al Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, para recibir una atención médica de mayor complejidad.

La pequeña, Delfina Gómez Piñero, tenía 4 años. Sufrió graves lesiones en el choque se produjo -el miércoles a las 17 horas- en la ruta provincial 1. El choque frontal se produjo entre dos VW Gol. Según las primeras informaciones recibidas, uno de los autos iba desde General Pico hacia Intendente Alvear, derrapó, se cruzó de carril y colisionó de frente contra el otro automóvil que avanzaba en dirección contraria, procedente de la ciudad bonaerense de de Luján.
La niña y su madre María José Piñero anoche fueron trasladadas al centro asistencial de Santa Rosa. La mamá quedó internada en sala de terapia intensiva, dado que hoy podría ser intervenida quirúrgicamente, porque su estado -de acuerdo al informe médico- es reservado.

Leer más ...

El ministro Kohan se reunió con residentes del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa

  • Publicado en Salud

El ministro de Salud de La Pampa, Mario Kohan, tuvo un encuentro con los médicos residentes, con quienes mantuvo un diálogo distendido, en la Sala “Garrahan” del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa.

El ministro Kohan transmitió anécdotas a los residentes, y se refirió a estas épocas que claramente transforman. “Yo creo que la horneada que te provoca una residencia nadie te la saca. Ustedes tienen que tomar por asalto el hospital; el hospital es de los residentes, yo nací en la residencia", recordó.
El funcionario provincial compartió sus experiencias y alentó a los profesionales para “empeñarse, ofrecerse, siempre trabajar y poner espíritu". Además, puso el acento en la relación entre tecnología y medicina, recomendando no deshumanizar la actividad profesional.
Kohan calificó la residencia como la etapa más linda de todas, porque “se sufre, se reniega, se enoja", por lo cual recomendó paciencia. “Para que aprendan a conocerse y formen grupos de trabajo. Es una tarea compleja, se necesita que alguien con inteligencia emocional lidere, y requiere que cada uno ponga de sí", agregó.
Por otro lado, remarcó que el ambiente de camaradería es el que permite trabajar bien y relajado. “Cada residencia debe crear su propia mística. Y nadie ve la mística, pero si en la residencia se siente, es porque el grupo está cohesionado" finalizó Kohan.


Leer más ...

Nacieron trillizos de Winifreda en el Hospital Lucio Molas

La winifredense Miriam Pitz, de 29 años, dio a luz por cesárea a trillizos, en un parto múltiple registrado ayer en el Hospital Lucio Molas de Santa Rosa. Los bebés, dos mujeres y un varón, nacieron prematuros y permanecen internados en terapia intensiva del servicio de Neonatología del establecimiento asistencial porque llegaron al mundo con 34 semanas de gestación.

La madre primeriza, con su hermosa panza, se internó el lunes a la mañana en el centro sanitario y ayer a las 8.30 se sometió al procedimiento de cesárea con anestesia raquídea. En el trabajo de parto intervinieron tres neonatólogas, entre otros profesionales. A las 8.39 nació Elena con 2,030 kilos; a las 8.40 apareció Camila con 1,820 kilos, y a las 8.41 salió Manuel con 2,070 kilos. “Los bebés permanecen estables y con cuidados especiales en la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal asistidos con una ventilación no invasiva. Las primeras 48 ó 72 horas son fundamentales en la evolución de todo prematuro”, confió la neonatóloga Silvina Re en diálogo con LA ARENA.
“La madre se portó excelente, es una diosa”, agregó la especialista. La joven mamá aún permanece internada y a su lado está su pareja y padre de los trillizos Juan Adrover (28). Ambos desbordan de alegría junto con los abuelos y abuelas de los recién nacidos.

“Muy felices”.

Mientras aguardaba novedades en la sala de espera, Juan sintió dolor de cabeza por los nervios y la incertidumbre. Su estado de ánimo cambió cuando salieron del quirófano tres enfermeras trasladando a los trillizos al sector de terapia y a su compañera de vida rumbo a su habitación. Ella, acostada en la camilla, no podía hablar pero por señas les trasmitía a sus familiares que todo había salido bien.
“Esto sigue porque los bebés no están dados de alta y la mamá tampoco. Estamos muy felices y agradecidos con todos los médicos, se portaron de maravillas”, expresó Juan Adrover. Miriam aguarda ansiosa el momento de tener a los tres bebés en sus brazos para darles mucho cariño y amor.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd