Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

El paro en Castex: Las adhesiones y como funcionarán los bancos y transportes

El paro nacional convocado por la CGT surgió por el rechazo a las políticas económicas del Gobierno, en especial el aumento de tarifas de servicios públicos y el acuerdo con el FMI. También los convocantes reclaman la reapertura de paritarias luego de que varios gremios cerraran por el 15% de aumento, una pauta que ya quedó muy retrasada ante las nuevas previsiones de inflación que se ubican por arriba del 25%.

En Eduardo Castex se registró una mayor adhesión en los establecimientos educativos. Algunos establecimientos educativos tuvieron escasa adhesión, pero otros superaron el 50 por ciento de profesores que se plegaron a la medida de fuerza. En las escuelas de Nivel Primario hubo prácticamente nula adhesión, exceptuando la Escuela 251. En la Escuela de Apoyo a la Inclusión 4 se alcanzó un 95 de adhesión entre los docentes, y el 100 por ciento de los porteros; y también fue elevad el índice de acatamiento en el ámbito del JIN 10 de Eduardo Castex, que además tiene bajo su órbita a las delegaciones de Conhelo, Rucanelo y Monte Nievas.

SIN TRANSPORTE

Hoy no funcionan los transportes públicos de pasajeros de media y larga distancia. “Arribaron los colectivos que salieron el domingo desde sus destinos, pero hoy no saldrán micros desde Eduardo Castex hacia los distintos destinos, ya sea dentro o fuera de La Pampa", coincidieron en las boleterías de la Terminal de Ómnibus de Eduardo Castex.

BANCOS

En la sucursal del Banco de La Pampa la adhesión fue del 100 por ciento de los empleados, y no hubo asistencia a los puestos laborales. En cambio, en el Banco de la Nación no hubo trabajadores plegados a la medida de fuerza, y la atención a clientes es normal para “realizar todo tipo de transacciones”, indicaron.

Leer más ...

La CGT realiza el primer paro general contundente al gobierno de Macri

La Confederación General del Trabajo (CGT) concretará hoy su tercer paro nacional en la gestión de Mauricio Macri en rechazo a las políticas del Gobierno, con lo cual no funcionarán la mayoría de las actividades y servicios del país, incluyendo escuelas, dependencias públicas, transporte y comercios.

La medida de fuerza no será sólo de los sindicatos que integran la entidad de la calle Azopardo, sino que además incluye a los gremios de la CTA de los Trabajadores, de la CTA Autónoma, y a los que están alineados con partidos de izquierda, sectores que tras reclamar durante bastante tiempo a la CGT que convoque a un paro general, adhirieron a la huelga.Si bien la idea de la CGT fue la de un paro sin movilización con las típicas imágenes del centro de la Ciudad de Buenos Aires con sus calles vacías, las agrupaciones trotskistas desafiaron esa postura ya que realizarán durante la jornada de la huelga movilizaciones con actos en el Obelisco.También harán cortes de calles en Panamericana y 197, en el Puente Pueyrredón, en el Acceso Oeste frente al Hospital Posadas y en la General Paz frente al INTI, entre otros lugares,A raíz de la huelga, no habrá servicio de colectivos, trenes, subtes, taxis, ni vuelos, mientras que también estará afectada la atención en bancos y en dependencias públicas, tampoco habrá clases en las escuelas y se da por descontado que muchos comercios y fábricas no abrirán sus persianas.Con distintos énfasis de acuerdo al dirigente que tome la palabra, la entidad de la calle Azopardo viene manifestando su rechazo a las políticas económicas del Gobierno, en especial el aumento de tarifas de servicios públicos y el acuerdo con el FMI.También reclaman la reapertura de paritarias luego de que varios gremios cerraran por el 15% de aumento, una pauta que ya quedó muy retrasada ante las nuevas previsiones de inflación que se ubican por arriba del 25%.El miembro del triunvirato de la central Juan Carlos Schmid anticipó días atrás que el paro general de este lunes será "el más contundente de los últimos años", y lamentó que "el Gobierno no quiere reconocer que su programa económico ha fracasado en todas las líneas".La huelga general de la CGT se llevará a cabo luego de fracasaran negociaciones con el oficialismo, que no estuvo dispuesto a cumplir con una lista de cinco reclamos de la central, que incluía suspensión de despidos durante seis meses, desestimar los puntos más conflictivos de la reforma laboral y la eliminación de Ganancias al medio aguinaldo de julio.La medida llega también tras un delicado equilibrio que debió transitar la central obrera, que está dividida sectores más propensos al diálogo con el Gobierno ("gordos" e "independientes") y otros más intransigentes (con Pablo Moyano a la cabeza).Aún se desconoce cómo seguirá el diálogo entre la CGT y la Casa Rosada una vez cumplida la huelga, en tanto que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, criticó el paro días atrás al afirmar que "no sirve para nada porque no arregla los problemas de los argentinos".Otro camino que también la CGT deberá terminar de desandar luego del paro será la elección de autoridades, cuyo cronograma establece que el 22 de agosto será consagrada la nueva conducción que reemplazará al triunvirato, aunque previamente los distintos sectores deberán limar asperezas para evitar un enfrentamiento entre los dialoguistas y los "duros".

Leer más ...

La CGT lanzó paro nacional para el lunes 25

La Confederación General del Trabajo (CGT) anunció un paro nacional por 24 horas para el próximo lunes 25 de junio, sin movilización, en rechazo a las políticas del gobierno nacional. Así lo anunció en la sede de Azopardo el integrante del triunvirato Héctor Daer, acompañado por Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña. 

"Luego del debate la conclusión es que los datos económicos y de empleo, los datos que tienen que ver con todo lo que afecta a los sectores más vulnerables se van afectando y cada vez son más alarmantes", señaló Daer. Por eso, afirmó: "Lo que hemos decidido es declarar el día 25 un paro de actividades por 24 horas sin movilización".

El encuentro clave previsto para este martes de las 11 en Casa Rosada se pasó al mismo horario en la sede de Alem 650 de la cartera laboral. Pero luego, por las demoras, se postergó a las 12. Finalmente se canceló. Desde Trabajo aseguran que los funcionarios "estaban listos" para recibir a los sindicalistas, que tenían anunciado arribar con una comitiva diezmada, respecto de la anterior reunión en Casa Rosada de la semana pasada. Por el Ejecutivo iban a ir el vicejefe de Gabinete Mario Quintana y los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Jorge Triaca, recién regresado de Ginebra, donde participó de la cumbre de la OIT. En tanto, por la parte gremial ya se habían anunciado tres faltazos: Carlos Frigerio y Jorge Sola, alineados con Hugo Moyano, y el ferroviario Omar Maturano. La ausencia del líder de La Fraternidad despertó todo tipo de suspicacias: ¿Los trenes adhieren al paro camionero? Todavía no se sabe. 
Antes de la suspensión y luego de una reunión de gabinete con Mauricio Macri a la cabeza, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dialogó con la prensa acreditada en la Rosada, sobre las expectativas de este segundo cónclave para evitar el tercer paro contra la administración de Cambiemos. "Es muy valioso que tengamos ámbitos para definir en forma concreta los proyectos, temas, inquietudes, para poner en primer lugar las condiciones para los trabajadores: que sean mejores, con mejores condiciones de remuneración. Es todo lo que venimos discutiendo", sostuvo Peña, sin saber de la cancelación. 
Según había trascendido, los sindicalistas tenían previsto insitir en sus cinco pedidos concretos, pero además tenían planeado avanzar en la discusión de otros dos puntos: frenar las importaciones y proyeteger a las pyumes. Para no adherir al paro, la cúpula cegetista ya pidió reabrir las paritarias, recibir fondos adeudados de las obras sociales, eximir el medio aguinaldo de junio del pago de Ganancias, retirar el proyecto de ley de reforma laboral y frenar los despidos con una norma.
Con la intención de desactivar la medida de fuerza, a la que hoy mismo se suman las dos CTA y decenas de gremios enrolados en la Corriente Federal, el Gobierno ya ofreció hasta $ 6.000 millones para las obras sociales y oficializó por decreto un aumento de 5% en todas las paritarias que cerraron por 15%. La última carta que se iba a jugar el Gobierno era quitar Ganancias del aguinaldo, pero el costo fiscal de esa medida habría echo replantearse la oferta. 
Además, desde las usinas oficialistas deslizaron que en la Casa Rosada no descartaban "limar" el texto de la reforma laboral, quitando los cambios en las indemnizaciones. Sobre los despidos dijeron que estarían estudiando la viabilidad de sacar una resolución que "recomiende" el congelamiento de las plantillas. Todo esto quedó en stand by, con el diálogo entre las parte cortado.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
asdasdasdasdasd