Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Condenado a prisión efectiva por robos a manos armada en Santa Rosa

Condenado a prisión efectiva por robos a manos armada en Santa Rosa

El juez de audiencia santarroseña, Alejandra Flavia Ongaro, condenó hoy a Alfredo Ezequiel Álvarez a la pena de dos años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo, por ser autor de los delitos de robo simple, en concurso real con robo calificado por el uso de arma impropia en grado de tentativa; y a su vez le revocó la condicionalidad de una sentencia anterior de seis meses en suspenso, y le unificó ambas penas en una única de tres años efectivos. El acusado actualmente permanece detenido en la alcaidía local.

El primer hecho ocurrió el 31 de diciembre pasado, a las 6.20, cuando Álvarez –19 años, albañil– tomó un taxi en la plaza San Martín y solicitó ir hasta México y Pío XII. Allí le dijo al chofer que buscaría algunas cosas y continuaría viaje. Así fue que bajó, y al regresar a los pocos minutos –aprovechando que la ventanilla estaba baja– le afirmó al conductor sobre el cuello “un elemento que no pudo determinarse de qué tipo de objeto se trató” y le dijo “dame el celular, dame toda la plata, abrí la gaveta”. La víctima le entregó el teléfono y 500 pesos.

El segundo ilícito lo cometió al mes, el 1 de febrero de este año a las 18 en el mismo lugar, México entre Pío XII y Juan XXIII. Allí el imputado abordó a un hombre y, tras mostrarle un cuchillo Tramontina, le manifestó “dame el celular porque si no te pincho”. Luego le sustrajo el teléfono y escapó. Inmediatamente, la policía –tras hablar con el damnificado– rodeó la vivienda del acusado, situada a 50 metros, ingresó a ella con la autorización de la madre de Alvarez, detuvo a él y secuestró el celular.

El conflicto se resolvió por la vía alternativa del juicio abreviado, convenido entre el fiscal Carlos Ordas, el defensor oficial Pablo De Biasi y el imputado, quien admitió su culpabilidad y permanece detenido en la alcaidía local. Boulenaz, para dar por acreditados ambos episodios, tuvo en cuenta como pruebas, filmaciones de cámaras del Centro de Control, Operación y Monitoreo Policial (Cecom).

Con relación a los damnificados, el Ministerio Público Fiscal “realizó los intentos suficientes” para recabar sus opiniones sobre el acuerdo de partes, y aunque no se logró la respuesta buscada, “ello no puede ser endilgado a una omisión de parte del órgano acusador”, indicó Onagro en el fallo.

“En cuanto a la casi inexistente expectativa o interés de parte de las propias víctimas respecto de la resolución del proceso, ello se fortaleció con el informe de la Oficina Judicial. Según dicha constancia, los damnificados, habiendo sido citados a prestar declaración testimonial, no comparecieron estando personalmente notificados”, acotó la magistrada.

“En consecuencia considero que, conforme aquel marco jurisprudencial, lo actuado por el fiscal respondió a las pautas dictadas por el Superior Tribunal de Justicia sobre el procedimiento de juicio abreviado, y en particular sobre lo atinente a la referida conformidad de la víctima en la resolución del conflicto mediante esta salida alternativa”, remarcó Ongaro. Ella dispuso, en la parte resolutiva, que se le entregue al taxista el dinero secuestrado.

La pena de dos años y seis meses de prisión efectiva fue unificada con la que le dictara el juez de audiencia, Andrés Olié, en otro abreviado, el 22 de diciembre pasado. En esa oportunidad recibió una sanción de seis meses en suspenso por ser coautor del delito de robo simple, por robarle –junto a una mujer– una cartera a una transeúnte en Chile y Varela a las seis de la mañana. El acuerdo estableció que ambas penas se unificaran en tres años de cumplimiento efectivo.

volver arriba
asdasdasdasdasd