Menu
Radio en vivo

| Eduardo Castex, La Pampa.

Condenado a cinco meses de prisión efectiva por daños y hurtos en Santa Rosa

Walter Omar Bailo, un desocupado de 18 años, fue condenado hoy a un mes de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor del delito de daño simple, y se le unificó esa pena con otra anterior en una pena única de cinco meses de cumplimiento efectivo.

El fallo fue firmado por el juez de control santarroseño, Carlos Matías Chapalcaz, a partir de un acuerdo de juicio abreviado que firmaron la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado, quien admitió su culpabilidad y permanece detenido

El magistrado dio por probado que el 14 de noviembre pasado, Bailo dañó el parante de la puerta delantera izquierda de un Chevrolet Corsa –“producto de haber ejercido fuerza desde el exterior”¬, que estaba estacionado en la calle Macachín, en Santa Rosa, sin poder sustraer ningún objeto del interior. Más allá del reconocimiento explícito que hizo el acusado, en el vehículo se hallaron sus huellas dactilares.

Bailo ya había sido condenado el último 13 de diciembre, en otro abreviado, por el juez de audiencia, Andrés Aníbal Olié, a cinco meses de prisión de cumplimiento efectivo por los delitos de hurto simple en grado de tentativa y robo simple, en dos legajos diferentes. En esos hechos intentó apoderarse de una Play Station que estaba dentro de una vivienda y sustrajo un criquet del baúl de un Peugeot 205.

En esa oportunidad, Olié le revocó la suspensión de juicio a prueba, o probation, que había obtenido, por el plazo de un año, un mes antes, el 13 de noviembre.

Así, Chapalcaz, en base al abreviado, terminó unificando las dos penas en cinco meses de prisión de cumplimiento efectivo y dispuso que el damnificado sea informado de eventuales planteos defensivos para obtener la libertad condicional, salidas transitorias o algún otro beneficio similar.

Leer más ...

General Acha: Condenado a prisión por lesionar y amenazar a su pareja

El juez de control de General Acha, Héctor Alberto Freigedo, condenó a un empleado rural de 29 años a seis meses de prisión de cumplimiento efectivo, como autor material de los delitos de amenazas simples y lesiones leves agravadas por el vínculo, en concurso real. Además le mantuvo la prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme.

En la causa, que se resolvió a través del procedimiento de juicio abreviado, quedó probado que hace poco más de un mes, el 8 de febrero a la noche, el imputado –que registra antecedentes penales– estaba cenando con familiares y amigos, y dos de ellos comenzaron a discutir. El acusado intentó separarlos y se cortó la mano izquierda con un cuchillo.

Luego le dijo a su pareja que iba a matarse porque todos estaban en contra de él, e ingresó al baño. La mujer lo siguió para que no se lesionara y él “se tornó agresivo y la golpeó en el rostro”. Cuando fueron separados, el agresor se fue y al regresar, horas más tarde, volvió a tratarla mal e “intentó agarrarla del cuello, amenazándola de muerte”.

El abreviado fue convenido entre el fiscal Juan Ignacio Pellegrino, el defensor oficial Federico Ibazetta y el propio imputado, quien aceptó su culpabilidad. Allí también se dejó plasmado que el acuerdo no generará una “afectación odiosa de los intereses de la víctima”.

Las pruebas valoradas por el magistrado para dictar el fallo fueron las colectadas durante la investigación fiscal preparatoria. Entre ellas figuran la denuncia de la damnificada, los informes médicos y dos testigos que dijeron ver cuando el empleado rural le pegó a la mujer. “No alcancé a observar si fue una piña o un sopapo” (sic), expresó uno de ellos. “Yo le dije que no le pegara y él me contestó que no me metiera porque eran cosas de ellos… le dijo que iba a romperle la cabeza”, acotó el otro.

“De conformidad con la evidencia producida, las reglas de la sana crítica y teniendo en cuenta la aceptación de responsabilidad que surge del acuerdo de juicio abreviado por parte del acusado, deben tenerse por probados los hechos por los cuales se presentó el acuerdo de juicio abreviado”, sostuvo Freigedo.

El juez, en la parte resolutiva de la sentencia, dispuso también que se le haga saber a la víctima los alcances del artículo 11 bis de la ley 24.660, incorporado por la ley 27.375, referido a las eventuales presentaciones que pueda realizar el acusado para obtener beneficios antes de quedar en libertad.

Leer más ...

Albañil santarroseño condenado a tres años de prisión por seis robos en obradores

Andrés Lucas Cabrera fue condenado hoy a un año de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de encubrimiento agravado, por dedicarse con habitualidad a la comisión de hechos de ese tipo, y robo simple en dos ocasiones, concursando en forma real entre sí, y además se le unificó esa pena con otra anterior en una pena única de tres años de prisión de cumplimiento efectivo. En total se le probaron seis hechos.

La sentencia fue dictada por el juez de control santarroseño, Carlos Matías Chapalcaz, a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, el defensor particular Gastón Eduardo Gómez y el propio imputado, un albañil de 38 años.

El primero de los ilícitos probados ocurrió el 27 de septiembre del año pasado,  cuando Cabrera –luego de “cortar el candado de la puerta del obrador ubicado en una obra en construcción de la calle Hernández”–, se llevó dos máquinas hormigoneras, dos carretillas, tres palas, dos amoladoras, tres alargues y varias herramientas de mano.

El segundo sucedió dos días después, cuando al realizarse un allanamiento en su domicilio, se secuestraron un inodoro, una mochila de inodoro rota, una manguera de barrefondo y una bomba sumergible. Esos objetos habían sido sustraídos horas antes de un terreno ubicado en Toay, después de dañar el tejido perimetral y la cerradura y el candado del depósito de herramientas.

El tercero se cometió durante ese mismo acto judicial, cuando también en el domicilio del acusado se encontraron 10 cajas completas de porcelanato y tres cajas y cuatro bolsas de Klaukol, que habían sido hurtadas días antes de una obra en construcción  de Santa Rosa.

También en el allanamiento se hallaron dos palas, un zarandero, un alargue, tres baldes y tres bolsas de cemento de 50 kilos, que se habían llevado sin ejercer fuerza de un obrador de la calle Curacó; y dos andamios de 1,90 metros de altura, que estaban en otra obra de la calle Stieben.

El último delito lo cometió días antes, entre el 11 y el 12 de septiembre en una obra en construcción en la calle Teófilo de la Colina. De allí Cabrera sustrajo, tras forzar el candado de un depósito, 30 bolsas de cemento de 50 kilos, 10 bolsas de cal de 30 kilos, varias herramientas (baldes, pinzas, destornilladores, cucharas y llaves francesas), una hormigonera y dos alargues.

Chapalcaz tuvo en cuenta además el antecedente del acusado del 5 de diciembre pasado, cuando fue condenado por la jueza de control, María Florencia Maza, en otro abreviado, a tres años de prisión de cumplimiento efectivo como coautor –junto a un hermano– de abigeato agravado por haber sido cometido en las condiciones previstas del artículo 164 del Código Penal, en grado de tentativa.​

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

asdasdasdasdasd