Las 6 claves de una victoria y las 6 claves de una derrota (*)

¿Cuáles fueron las claves para la rotunda victoria del PJ en La Pampa? ¿Cuáles fueron para la derrota de Cambiemos en las urnas? Veamos.

1-La unidad: El peronismo pampeano se mantuvo unido. De hecho, se unió en estos comicios después de la interna de hace cuatro años. Hubo una apertura a otros partidos menores para conformar el Frente Justicialista Pampeano, pero lo que contó en verdad fue la resolución de la interna y de la sucesión del gobernador Carlos Verna. Ni siquiera las internas partidarias, y las divisiones de arrastre como ocurría con la fragmentada Santa Rosa, mellaron la victoria. Al contrario, Cambiemos sufrió todos los golpes posibles. Una interna ya anunciada y masticada entre la UCR y el PRO, sus candidatos que no asumieron la marca nacional que les quemaba, y los quemó, y una campaña deslucida en la que radicales y macristas ni se juntaron, salvo para alguna foto. Igualmente la polarización sirvió para sostener la presencia legislativa.





2-La sombra de Verna: El PJ tuvo como mentor al gobernador Carlos Verna. La centralidad de su figura ordenó la interna y la sucesión, y a partir de conocerse su enfermedad tuvo también una figura a la que brindarle un triunfo. Pero además su postura de confrontación con el presidente Macri marcó un rumbo no solo durante los tres primeros años de su gestión sino sobre todo en el tono de la campaña. El tiempo le dio la razón. Cambiemos trató de no ser Cambiemos. Ni siquiera tuvo entre sus candidatos a los principales referentes.

3-El proyecto: La Pampa peronista tendrá déficits, pero también su fortaleza. Ese modelo que puede afrontar una crisis nacional mientras otros gobiernos se derrumban es lo que más de la mitad de los pampeanos apoyaron. Ese mismo modelo es perfectible. Pero, como demostró Sergio Ziliotto en el debate de la UNLPam, tiene en marcha proyectos y propuestas que lanzaron como supuesta novedad y de manera muy general el resto de los candidatos.

4-Escenario nacional: Hablamos de la «ola peronista» que frente a la debacle macrista se está conformando a nivel nacional, y el peronismo pampeano es parte de esa tendencia. Más allá de que marcó mucho tiempo antes ese camino de unidad dentro de las diferencias a nivel local. Pero también lo impulsó la ola de voto castigo a Macri que se ha venido sucediendo en todas las provincias que han tenido elecciones. Cambiemos lo sufrió más que nadie: la UCR trató de ocultar su pertenencia, luego de tres años de adhesión a las políticas de Macri, lo que fue muy difícil de disimular.

5-Renovación: El PJ en su continuidad fue también la renovación de nombres. Obligado lo de Ziliotto a la gobernación a causa de la renuncia de Verna a la reelección, pero lo hizo también con los candidatos a intendente de Santa Rosa y General Pico, parte del Club de los 40, como también en algunas otras localidades. Si bien es cierto que en la mayoría fueron reelectos los actuales jefes comunales.

6-Campaña: La campaña del PJ se profesionalizó. Por supuesto, contó con recursos que ningún otro partido tiene, al manejar la estructura estatal. Pero modernizó su manera de comunicar, a diferencia de 2017. Ingresó a la política del siglo XXI. Hubo un cambio de cabeza y en eso también tiene que ver los fueron los jefes y coordinadores de la campaña, la mayoría parte del Club de los 40.

(*) Por Norberto G. Asquini

Comentarios

Comentarios

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.