El keniata Kiupchoge corrió una maratón en menos de dos horas pero no será record

El keniata Eliud Kipchoge hizo historia este sábado al convertirse en el primer hombre que corre una maratón en menos de dos horas. En Viena, tardó 1:59:40 en correr 42 kilómetros y 195 metros, una marca que no será reconocida como record mundial. El atleta de 34 años es el dueño del record, con 2:01:39, que logró en Berlín en 2018. En Londres, en abril de este año, logró la segunda mejor marca reconocida, con 2:02:37.

Pese a su impresionante marca, la Federación Internacional de Atletismo no la reconocerá como record mundial. Ocurre que el recorrido no estuvo certificado por un organismo oficial, ni tampoco hubo control antidoping, algo obligatorio para homologar un record.

Hubo más: 41 corredores de élite acompañaron a Kipchoge con relevos cada cinco kilómetros para marcarle el paso. Así, el maratonista pudo seguir un ritmo regular de 2 minutos 50 segundos por kilómetro. Un coche también ayudó a marcarle el ritmo. Todos esos elementos no favorecen a que se reconozca el record.

En rigor, la prueba estuvo armada con el objetivo de poder correr los 42 kilómetros en menos de dos horas. Se preparó un circuito llano de 9,9 kilómetros, en el que el corredor tuvo que dar cuatro vueltas para poder completar el recorrido. La petroquímica británica Ineos, del millonario Jim Ratcliffe, fue la organizadora de la prueba. 

«Me siento bien, mi objetivo era hacer historia”, señaló el atleta tras cruzar la meta. “Lo he intentado y soy el hombre más feliz en correr por debajo de las dos horas para inspirar a mucha gente, para decirle a la gente que ningún ser humano tiene límites», dijo, al tiempo que comparó su hazaña con “caminar por la Luna” por primera vez.

Kipchoge es uno de los mejores atletas de la historia. Fue campeón del mundo en 5 mil metros en 2003. Un año después, en los Juegos Olímpicos de Atenas, obtuvo la medalla de bronce en esa categoría. En Beijing 2008 logró la medalla de plata y luego se focalizó en el maratón. Ganó cuatro veces el maratón de Londres, tres veces la prueba en Berlín (más un segundo puesto), también ganó en una ocasión en Chicago. Además, se impuso en el maratón de los Juegos de Río, en 2016.

En la localidad de Eldoret, en Kenia, donde vive la familia de Kipchoge, se siguió la carrera por pantalla gigante. Hubo festejos entre los habitantes. «Hoy estoy feliz, porque lo ha conseguido”, declaró la madre del corredor. “Le agradezco mucho haber hecho esto, por mí, por Kenia y por el mundo», añadió. 

Comentarios

Comentarios