Marcha de silencio en Winifreda para reclamar Justicia por la muerte de un joven motociclista

Familiares, amigos y vecinos de Winifreda encabezaron –este jueves a la tarde- una marcha de silencio para reclamar “justicia” por la muerte de Tomás Villarreal, el adolescente de 14 años que perdió la vida hace una semana durante un siniestro vial.

Sebastián Villarreal (23), su hermano, participó de la manifestación, que se desarrolló pasadas las 18.30 horas en la plaza San Martín. «La marcha la armaron vecinos y nosotros, sus familiares, la aprobamos», dijo en declaraciones a Diario Textual.

Tomás iba al colegio secundario y era jugador de fútbol de las inferiores del Deportivo Winifreda. Es un pueblo chico y se conocían con los otros dos protagonistas del siniestro.

Tomás vivía en casa de su abuela Olga. «Hace dos años falleció mamá, Marta… Quedamos con mi viejo, Néstor, que es mecánico… Ya Tomás hacía algunos años que vivía con la abuela», contó.

Olga, la abuela, no pudo contener el llanto. «Yo solo quiero justicia por mi nietito», dijo ante un cerrado aplauso.

INVESTIGAN PICADAS

El choque ocurrió poco después de las 22 horas del jueves pasado en la esquina de Mitre y Lorca. «Según testigos, los chicos que iban en las dos camionetas Amarok estuvieron como cuatro cuadras corriendo picadas», contó Sebastián.

Tomás, a bordo de una motocicleta 110 cc, se trasladaba por la Mitre y chocó contra una de dos camionetas VW Amarok que eran manejadas por dos menores de edad: de 16 y 17 años. Uno de ellos, el de 16 años, sin carné de conducir.

El fiscal de Delitos contra las Personas, Oscar Cazenave, imputó al adolescente de 16 años como autor del delito de «homicidio culposo» y al de 17 lo acusó de haber creado una situación de peligro mediante una prueba de velocidad o «picada».

De acuerdo a las investigaciones judiciales y policiales preliminares, los imputados conducían las camionetas de sus progenitores a «exceso de velocidad» y cuando llegaron a una esquina uno de los rodados, conducido por el joven de 16, impactó contra la moto.

¿Quién tenía prioridad de paso? «Si bien la prioridad de paso la tenían los rodados mayores, la moto ya había traspolado más de la mitad de la arteria», dijeron los investigadores.

Sebastián dijo que familiares de los otros dos adolescentes se comunicaron con su su padre. «Quedaron en juntarse y charlar», dijo. (Fotografía: Diario Textual)

Motociclista fallecido en Winifreda: Investigan si las camionetas iban corriendo una “picada”

Comentarios

Comentarios