miércoles 24, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Empleado infiel sería el autor del millonario robo en una concesionaria de Santa Rosa

Efectivos policiales detuvieron -este viernes- a un empleado sospechado del millonario robo a la concesionaria Reims (ex Calamari) de Santa Rosa. Los policías lo arrestaron en el acceso a Winifreda cuando circulaba, junto a su hermano, en un vehículo, que habría comprado con el dinero sustraído. Al sospechoso le dieron un mes de prisión preventiva y a su hermano lo liberaron. El dinero fue recuperado.





Fuentes judiciales informaron que el procedimiento fue encabezado por los agentes de la Brigada de Investigaciones, de Análisis de Telecomunicaciones y de la Fiscalía de Delitos contra la propiedad, publicó el diario La Arena. 
Tras los datos recabados en la investigación, los efectivos de Winifreda interceptaron un Volkswagen Vento blanco, donde iba el sospechado y su hermano, ambos de La Rioja, según la Justicia.
Los uniformados frenaron la marcha del auto, interrogaron a sus ocupantes, que hacía poco tiempo vivían en Santa Rosa, y recuperaron una suma de 5.900 dólares y 60 mil pesos mientras que el resto fue hallado en la casa de la madre del sospechoso en La Rioja.
El dinero, según la Policía, fue recuperado en su totalidad y estaría vinculado con el millonario robo ocurrido el 18 de febrero a la agencia de autos ubicada en la avenida Luro al 600 de la ciudad capital pampeana.
Los pesquisas manejan por el momento como hipótesis principal que el detenido compró el Vento con parte de ese dinero robado aunque por el momento todo es materia de investigación.

AUDIENCIA.

Durante este sábado, el juez Gabriel Tedín, encabezó en la Ciudad Judicial la audiencia de formalización contra los dos hermanos. El fiscal, que subroga a Leticia Pordomingo, es Andrés Torino y el defensor César Rodríguez.
«Confirmamos que se le dictó prisión preventiva, hasta el viernes 13, al sospechoso por una causa de ‘Hurto calificado’», dijo Torino.
El letrado amplió que el hermano del imputado, en tanto, fue acusado de encubrimiento pero recuperó la libertad aunque debe presentarse, de manera regular, en una comisaría de La Rioja.
El hecho fue denunciado por los dueños de la concesionaria que al cerrar la jornada laboral notaron el faltante del dinero de la caja fuerte que estaba bajo llave: por eso la principal hipótesis recayó en los empleados.

Comentarios

Comentarios