En Arata: Albañil secuestró dos niñas, las amenazó con un arma y las salvaron los vecinos

Hoy se realizó una audiencia de formalización de la investigación fiscal preparatoria a Matías Osvell Montellio (29 años), por la presunta comisión del delito de «sustracción de una persona con el fin de obligarla a ella o a un tercero a hacer,  no hacer o tolerar algo en su contra, agravada por tratarse de dos menores de 18 años de edad»  y alternativamente «privación ilegítima de la libertad agravada». El acusado secuestró a dos niñas, las amenazó con un arma de fuego y se fugó cuando escuchó que los vecinos buscaban a las nenas en la zona urbana de Arata.



Banco de La Pampa

La audiencia se realizó mediante llamadas grupales por la aplicación Zoom entre la jueza de control de General Pico María Jimena Cardoso, el fiscal Juan Ignacio Pellegrino, el defensor Mauro Fernández, el imputado y personal de Oficina Judicial.

Estafas telefónicas por más de $500 mil en Arata, Intendente Alvear y Ceballos

En la audiencia, el fiscal Pellegrino acusó al imputado que este jueves 23, en horas de la tarde, se habría presentado en un domicilio donde habitan dos menores de edad -de 11 y 3 años-, que se encontraban jugando en el patio de su casa, y escucharon un pedido de «ayuda». Las nenas –inocentemente- salieron por el costado del tapial para ver qué sucedía.

El acusado posteriormente las habría apuntado con un arma de fuego, y las habría llevado por la fuerza hacia el predio del Colegio Agropecuario. Durante todo el tiempo que las mantuvo retenidas, las niñas debieron permanecer acostadas; y el secuestrador con un arma de fuego les pidió que “no gritaran porque les iba a disparar».

El albañil cordobés radicado en Arata, pretendió que las niñas pasen por debajo de un alambrado que conduce a un campo lindante. Como no pudo lograrlo y al escuchar las voces de diferentes vecinos que buscaban a las menores, las habría dejado en el lugar y se habría marchado por entre los pastizales.

La jueza dispuso la prisión preventiva del imputado por el término de 90 días corridos, considerando que el imputado no posee arraigo en la provincia, la existencia de peligro de fuga y la posible obstaculización de la investigación. 

Comentarios

Comentarios