martes 18, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Caso Lucio: Detenidas fueron acusadas de homicidio y continuarán presas hasta el juicio

Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez fueron imputadas por el delito de «homicidio calificado por el vínculo» y «homicidio simple» respectivamente, en el marco de la causa donde se investiga la muerte de Lucio Dupuy, un niño de cinco años que fue violentamente golpeado y falleció en el hospital Evita de Santa Rosa. Ambas, de 24 y 27 años, permanecerán en prisión hasta la finalización del proceso.





 Fuentes judiciales explicaron que la audiencia se realizó aproximadamente a las 17 horas y fue presidida por el juez Néstor Daniel Ralli.

En representación del Ministerio Público Fiscal actúa Verónica Ferrero, quien está a cargo de la Fiscalía de Delitos que impliquen Violencia Familiar y de Género. En tanto, los defensores oficiales fueron María Silvina Blanco Gómez y Pablo Andrés de Biasi.

En la semana se esperan obtener resultados de las pericias que se realizaron y, en base a eso, «podrían surgir elementos con los cuales agravar aún más las imputaciones contra ambas». 

«La Justicia no me escuchó».

El padre de Lucio Abel, un niño de cinco años que fue asesinado el viernes a la noche, comentó un artículo del sitio web del diario La Arena, con un reclamo hacia la Justicia Pampeana.

Christian, que residen en General Pico, advirtió que «la justicia nunca me escuchó, siempre favoreció a la madre por mas abogados y mediaciones que realice. Hoy pago mi hijo, pero no sólo escuchen a la madre, papá también sufre en silencio».

«Hoy con el corazón roto y mi alma sin encontrar consuelo te digo descansa en paz hijo mío, no voy a descansar hasta que se haga justicia. Te amo Lucio Abel Dupuy», concluyó en un breve mensaje. 

Violento episodio.

El brutal episodio ocurrió el viernes a la noche, alrededor de las 21 e intervino personal de la Unidad Funciona de Género, Niñez y Adolescencia, y de la Seccional Primera.

Según precisaron fuentes ligadas al expediente, la primera intervención se dio alrededor de las 21.15 cuando los efectivos fueron advertidos a través del 101 de un niño con supuestas convulsiones en el barrio Atuel. 

Una de las mujeres lo llevó a la posta del barrio y cruzó hacia la sede de la Unidad Regional I, que se encuentra en la misma cuadra. Los vecinos de la zona, al ver que el niño estaba desvanecido, lo cargaron en un vehículo y lo llevaron rápidamente al hospital Evita.

Allí trabajó personal de la Agencia de Investigación Científica (AIC) y el ingreso estuvo fuertemente custodiado. También había una consigna policial sobre un Fiat Palio que estaba estacionado frente al nosocomio, el cual había sido utilizado por los vecinos para trasladar al niño al establecimiento, donde el personal médico constató allí la muerte. «El niño tiene signos de violencia grave», relataron.

 Por otro lado, se pudo saber que la autopsia se iba a realizar a primera hora de este domingo para determinar fehacientemente la causa del fallecimiento.

Los primeros resultados indican que sufrió «politraumatismos» y que presentaba evidencia de lesiones anteriores. La causa está en manos de la fiscal de delitos que impliquen Violencia Familiar y de Género, Verónica Ferrero, y de la fiscal de delitos contra las Personas, Cecilia Martiní.

Comentarios

Comentarios