jueves 30, mayo, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Millonario robo en el centro de Castex: Prisión preventiva para los cuatro detenidos

En el Centro Judicial de Santa Rosa fueron formalizados ayer miércoles Marcos Díaz, Esteban Figueroa, Alexis Tuma y Daniel Sánchez, quienes están acusados de ser los autores del millonario robo cometido a un consignatario de hacienda de Eduardo Castex. El juez Carlos Matías Chapalcaz dispuso la prisión preventiva durante 60 días para los acusados. Además, fuentes policiales confirmaron que el monto sustraído del interior de la camioneta Renault Alaskan son 13 millones de pesos y 13.800 dólares.





En la audiencia de formalización, el Ministerio Público Fiscal (MPF) estuvo representado por la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, mientras que la defensora oficial de los acusados es Paula Arrigone.

Provisoriamente, el hombre que aparece en los videos retirando el bolso de dinero, está imputado en una causa caratulada «Robo simple», y los tres restantes -que también están filmados en distintos escenarios- están acusados de ser «partícipes necesarios».

«La Fiscalía solicitó la prisión preventiva por 60 días y la apertura de celulares, y eso fue lo que dispuso el juez de control Carlos Matías Chapalcaz. La defensora había solicitado la libertad, o una preventiva más corta», indicaron fuentes judiciales.

DETENCIÓN

Los cuatro individuos son oriundos de Córdoba, y fueron detenidos en el Puesto Caminero de Realicó, donde contaban con las patentes de ambos vehículos y fotografías con los rostros de las personas involucrada en el robo cometido -el martes al mediodía- en pleno centro de Eduardo Castex.

«La camioneta Duster en la que se movilizaban, y dos de los detenidos, están involucrados en robos cometidos -la semana pasada- con inhibidores de alarmas en General Pico», revelaron fuentes policiales.

El millonario robo en Castex fue cometido en menos de cinco minutos, como quedó registrado en las cámaras de seguridad de una vivienda, donde se puede observar que el rodado llegó y se estacionó detrás de la camioneta de la víctima, un consignatario de hacienda de apellido Mediza.

Mientras Mediza permanecía en el interior de las oficinas del Senasa, en el edificio de la Asociación Agropecuaria, uno de los asaltantes miró en el interior del rodado, mantuvo una conversión telefónica presuntamente con quienes hicieron de apoyo, y finalmente rompió el vidrio trasero derecho de la camioneta y retiró el bolso que contenía el dinero.

OPERATIVO CERROJO

El hecho ocurrió sobre calle Raúl B. Díaz, casi intersección con calle 25 de Mayo y diagonal 9 de Julio. La policía rápidamente pudo recabar datos muy importantes para la investigación: rostros de los asaltantes y las patentes de los rodados. «Establecimos qué patente le correspondía a cada vehículo y también contábamos con los antecedentes (de los involucrados) en Córdoba», revelaron.

 

Inmediatamente se montó un operativo cerrojo con la participación del personal policial de las localidades cercanas, y se puso «especial interés» en los puestos camineros de Realicó y Catriló. El trabajo fue coordinado por las Brigadas de Investigaciones de Santa Rosa y General Pico, y también se sumó la policía de Córdoba, con la coordinación de la Fiscalía Adjunta de Eduardo Castex.

A los pocos minutos de cometido el hecho se confirmó que los atracadores se desplazaban en dos rodados: un Honda Fit y una Renault Duster. Los ocupantes del Honda Fit se retiraron de Eduardo Castex por la plaza San Martín y presumiblemente después continuaron por Acceso Rubén Hugo Marín, detrás iba la camioneta Renault Duster.

Ayer se pudo confirmar que continuaron por la ruta nacional 35 hacia el sur. A pocos kilómetros del ingreso a Eduardo Castex, hicieron trasbordo de vehículos. Y esto también quedó registrado en videos que ya están en poder de la investigación.

Según los investigadores, estas personas en las últimas jornadas estuvieron «alojados» en Santa Rosa, pero emprendieron la huida hacia la provincia de Córdoba. Y finalmente fueron detenidos en el Puesto Caminero de Realicó.

La policía tuvo en cuenta «hasta los mínimos detalles» para que «no se caiga el procedimiento». Los rodados quedaron estacionados en un sector donde «todo queda registrado por el sistema de videoseguridad», y recién durante la madrugada de ayer se comenzó con la requisa. «Había plata por todos lados. Ocultos en el techo, en los paneles de las puertas, ocultos en distintas partes», confirmaron voceros consultados.

Comentarios

Comentarios