domingo 16, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Vicente López: Detuvieron a la empleada doméstica del abogado y su mujer asesinados en su casa

La empleada doméstica de un abogado jubilado de 74 años y su esposa de 72, hallados asesinados este jueves a balazos dentro de su automóvil en el garaje de su casa en el partido bonaerense de Vicente López, fue detenida como sospechosa de haber actuado como entregadora, informaron fuentes judiciales.





Se trata de la empleada doméstica María Ninfa Aquino, de nacionalidad paraguaya (64), quien fue la persona que halló los cadáveres y el jueves por la noche quedó aprehendida por una serie de contradicciones y actitudes extrañas que mencionó en su relato.

Además, en el allanamiento realizado en su casa de la calle Magaldi al 2.400, de la localidad de Pablo Podestá, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, los detectives encontraron una billetera de cuero rojiza que era propiedad de la víctima y donde se cree que la mujer podía tener escondida la llave de la caja fuerte de donde robaron dinero y joyas.

En el allanamiento en la casa de la empleada doméstica, los detectives hallaron una billetera de cuero donde se cree que la víctima podía haber tenido escondida la llave de la caja fuerte.

Aquino, a quien le dicen “Nina” y trabajaba hace 12 años con el matrimonio, será indagada en horas de la tarde por el doble asesinato de sus empleadores Enrique Del Río (74) y Mercedes Alonso (72), quienes fueron hallados este jueves por la mañana asesinados, el abogado jubilado de tres tiros y su esposa de uno en la nuca.

Los fiscales de Vicente López Martín Gómez y Alejandro Musso la dejaron imputada como “partícipe necesaria” de “robo y homicidio agravado criminis causa”, que tiene una pena de prisión perpetua.

“Tuvo comportamientos raros y dio algunas explicaciones inconsistentes. No hay aún nada concluyente, pero sí indicios que la transforman en sospechosa”, aclaró a Télam una fuente judicial.

Qué dijo inicialmente la empleada doméstica

Según las fuentes, en primer lugar, llegó a las 6.50 de la mañana y recién a las 9 le llamó la atención que el matrimonio no hubiera bajado a desayunar, pese a que además vio que estaba intacta la cena –brócoli y alcauciles-, que ella les había dejado cocinada para la noche anterior.

Tampoco advirtió cuando llegó el desorden que el o los asesinos habían dejado en varios ambientes de la casa que estaban revueltos.

“Ella dijo que creyó que era por la mudanza que iban a hacer sus patrones, pero las cosas de la mudanza estaban perfectamente embaladas”, aclaró uno de los investigadores.

De acuerdo a lo reconstruido por los fiscales, la empleada doméstica le mandó a las 9 de la mañana un mensaje a la acompañante terapéutica que también trabajaba en la casa para asistir a Del Río por sus problemas de movilidad, para avisarle que no habían bajado a desayunar.

Fue esa mujer –llamada Blanca-, quien le sugirió a “Nina” que vaya a la cochera y recién allí la empleada encontró asesinados al matrimonio Del Río dentro del auto que estaba en el garaje.

“Es extraño que después de ver esa escena, apagó la luz, volvió a cerrar la puerta que lleva desde la casa a la cochera, ponerle llave y colgarla en el llavero. Y en vez de salir corriendo y pedir ayuda a los vecinos o llamar a la Policía, nos dijo que se puso a ordenar la casa”, confió otra de las fuentes.

Comentarios

Comentarios