martes 18, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

El Registro Civil de General Pico realizó prácticas inclusivas de formación laboral

El Registro Civil de General Pico fue reconocido por la Escuela de Apoyo a la Inclusión N°1 “María Montessori”, en el marco del proyecto de “Prácticas de Orientación y Formación Laboral: experiencias de aproximación al mundo laboral”, que realiza el Ministerio de Educación en articulación con el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de La Pampa. Se trata de la primera experiencia de este tipo realizada en un Registro Civil de La Pampa.





Las prácticas de aprendizaje-educativa-laboral que lleva adelante el Ministerio de Educación tienen como objetivo final la inserción en el ámbito laboral de las personas que transitan esa experiencia.

Así lo explica la jefa del Registro Civil de General Pico, Graciela Sánchez, quien fue una de las personas clave en este proceso de articulación. “En realidad son prácticas para llegar a esas inserciones laborales. Se trata de un paso previo a la inserción laboral, en este caso las personas que participan son personas con discapacidad de escuelas secundarias de 5to y 6to año”, dijo.

En este sentido, la funcionaria marcó una clara diferencia respecto a lo que se venía haciendo en años anteriores, donde las prácticas se desarrollaban en el ámbito de instituciones privadas. 

En esta ocasión -la propuesta desde lo educativo- está relacionada y motorizada por el trabajo como docente que realizaba Sánchez en el ámbito del trabajo con personas con discapacidad; pero que hoy se encuentra a cargo del Registro Civil de General Pico. “La escuela se acerca por mi rol de docente en años anteriores, en lo que siempre trabajé, con personas con discapacidad en apoyo a la inclusión”, explicó.

Aquí es donde empieza la gestión para poder realizar las prácticas en el ámbito de lo público, que a lo largo del año conlleva un período de seis meses, aproximadamente, lo cual está estipulado formalmente por Educación en el proyecto.

LA IMPORTANCIA DE LA INTERRELACIÓN

La posibilidad de realizar este tipo de acciones diarias, las que realiza toda persona en un trabajo, requiere relacionarse continuamente con las otras personas. “Esto posibilitó fortalecer mucho a más al equipo que hoy trabaja en el Registro Civil, ya que no solamente se adecúa a la persona que realiza la pasantía, sino que todo el equipo de personas se adecúan a esos procesos; y eso es lo que hace más fuerte al equipo, porque todos somos diferentes y no necesitamos un certificado de discapacidad para eso. También aprendemos de sus propias habilidades y esa interrelación es muy enriquecedora”, indicó Sánchez. 

De esta manera, los tres estudiantes que finalizaron las pasantías de aprendizaje-laboral, obtuvieron su carta de recomendación por las tareas realizadas de manera muy satisfactoria, con amplia satisfacción y compromiso. 

La funcionaria destacó la impronta de este proyecto como “proyecto piloto” para los Registros Civiles de La Pampa, y resaltó la importancia que tiene en el ámbito público. “Tenemos que pararnos desde el paradigma de la hospitalidad, con perspectiva de género, y debemos ser siempre inclusivos más allá de que las personas tengan alguna discapacidad”. 

Finalizó destacando las palabras impresas en el papel como parte del reconocimiento: inclusión, derechos, empatía, respeto, confianza y compromiso.

Comentarios

Comentarios