martes 18, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Cornejo sacado contra las kirchneristas: «Les tocaban las tetas y el culo y no decían nada»

El radical Alfredo Cornejo arrancó su campaña para gobernador de Mendoza con un discurso muy encendido contra las mujeres kirchneristas, a las que acusó de tener «doble vara» frente a denuncias de abuso sexual.





El senador nacional encabezó un acto ante seguidores en San Rafael y se metió en un tema espinoso al mencionar el caso de su exsubsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré, que en pocos días empezará a ser juzgado por tres casos de abuso sexual.

En 2018, cuando Cornejo era gobernador de Mendoza se resistió a echar de su cargo a Jofré frente a las denuncias de abuso, pero finalmente terminó cediendo ante la presión. Ahora, el senador puso en duda una de las denuncias.

«Alejandro Jofré era Subsecretario de Trabajo, le hacía marcar tarjeta a una que paraba el auto en doble fila, marcaba la tarjeta, llevaba el niño a la escuela y volvía a las 11 de la mañana y a las 12.30 marcaba la tarjeta de nuevo. Bueno, ella le dijo que le había tocado el culo. Está bien, puede ser. Ahí está afuera él», sugirió.

 Enseguida, Cornejo contrapuso ese caso con el de tres dirigentes del Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE) de Mendoza, que fueron imputados por abuso sexual contra una empleada de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM).

«Los del SUTE le tocaron el culo, le tocaron las tetas, le tocaron todo en la UCIM. ¡Y no he visto que las mujeres kirchneristas del SUTE dijeran ni pío!», se quejó Cornejo.

El senador dijo que esa «doble vara» es peligrosa para los dirigentes. «A cualquiera de ustedes los puede dejar no digo en la cárcel, pero sí al borde de problemas graves en las redes sociales y demás», señaló Cornejo, que aclaró que a él no le pasaría porque tiene «cuero» y «poder».

Inmediatamente antes de referirse a los casos de abuso sexual, Cornejo también habló de la «doble vara» de los mendocinos que se quejan de los peajes en su provincia: «¡Cómo les gusta ir a Chile y pagar peajes por rutas que están mantenidas!».

El candidato a gobernador empujó a los suyos a defender esas decisiones y no dejarse correr por izquierda.  «Ahí nomás nos comemos y nos agachamos y nos empieza a dar vergüenza cada vez que no ‘la derecha le van a poner peaje'», ironizó.

Comentarios

Comentarios