jueves 20, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Joven denunció que fue abusada en una fiesta que habría organizado Gonzalo Montiel

Una joven denunció hoy en sede judicial que fue abusada durante una fiesta presuntamente organizada por el jugador de la selección nacional de fútbol Gonzalo Montiel por su cumpleaños, el 1 de enero de 2019 en la localidad de Virrey del Pino, al oeste del conurbano bonaerense.





En su declaración, la joven señaló que, en esa ocasión y tras haber bebido algo de alcohol, empezó a sentirse mal y, luego de experimentar una suerte de desmayo, tenía recuerdos de haberse despertado frente a la «casa de Montiel» con la ropa mojada y desacomodada, y luego ser conducida a su domicilio en la ciudad de Buenos Aires, donde se encontró en su cama con signos compatibles con los de una violación, según lo informado por fuentes judiciales.

«Me despierto en mi cama, con un pijama, la ropa (usada en la fiesta) estaba mojada y tirada en el piso. (…) Me dolía la vagina, tenía hematomas en la entrepierna y raspones en las rodillas y en el antebrazo», testimonió la joven ante el fiscal actuante de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Especializada en Delitos derivados de Violencia Familiar y de Género y Delitos contra la Integridad Sexual 3 del Departamento Judicial La Matanza.

En su denuncia, la mujer relató que el hecho ocurrió durante la madrugada del 1 de enero de 2019 en la localidad de Virrey del Pino, partido de La Matanza.

Conforme a lo señalado, la joven fue ese día a la fiesta de cumpleaños de Montiel, invitada por el entonces jugador de River y desde hace tres meses campeón mundial en Qatar 2022. Dijo que una vez allí tomó una bebida con alcohol que la hizo perder el conocimiento y que en ese momento fue abusada.

La mujer está representada por Raquel Hermida Leyenda, abogada criminalista que en los últimos días había anticipado ante algunos medios la ratificación y ampliación de una denuncia policial hecha por la joven días después del hecho.

La denunciante dijo haber conocido a Montiel a través de la red social Instagram y que, hasta el momento de la fiesta, había mantenido dos encuentros con él, en uno de los cuales tuvieron relaciones sexuales consentidas.

Respecto de lo ocurrido en 2019, la mujer señaló que tras haber bebido parte de «dos tragos» que le ofrecieron, comenzó a sentirse mal y que desde el baño de la casa donde se encontraba le pidió ayuda al futbolista antes de desmayarse, siempre de acuerdo al texto de la denuncia.

En otro pasaje de su testimonio, la joven denunció haber recibido en aquella ocasión una amenaza por parte de una mujer, a quien identificó como «hermana de Montiel», y que el día después otra mujer, a la que identificó como la «mamá» del jugador, le dijo que había sido violada, por lo cual decidió concurrir con urgencia a la guardia hospital Cemic, en Barrio Norte, donde pusieron en práctica un protocolo de abuso sexual.

En su testimonio, la joven advirtió que la historia clínica elaborada por ese hospital universitario contiene inexactitudes, que ella niega haber señalado.

«Yo de la violación no me acuerdo», declaró la joven y aclaró que a pedido de ella Montiel le habría dicho el nombre de su presunto abusador hasta que luego dejó de responder sus mensajes y de comunicarse con ella.

La mujer también denunció haber sido vigilada y perseguida desde dos automóviles cuando realizó la denuncia policial ante la comisaría de Virrey del Pino. El hostigamiento -indicó en su testimonio- también fue telefónico, razón por la cual debió cambiar el aparato y el número de móvil.

«A principios de abril de 2019 le mandé un mensaje a Gonzalo diciéndole ‘te perdono por no haberme acompañado’ y él me respondió cortante, esa fue la última vez que hablé con él», dijo la mujer, quien indicó ante la Fiscalía que no recuerda qué le hicieron y quién se lo hizo, pero que desea que sea averiguada la verdad y que los autores del abuso cumplan con la pena que les corresponda.

Comentarios

Comentarios