martes 18, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Femicidio de Agustina Fernández: Parra continuará detenido hasta el inicio del juicio

El 23 de junio vence la prisión preventiva de Pablo Parra, acusado de asesinar a Agustina Fernández en un departamento de Cipolletti. Este viernes las partes discutieron la medida cautelar, la fiscalía y la querella solicitaron extenderla. 





Actualmente el imputado Pablo Parra está detenido en el penal 5 Cipolletti, tras ser detenido –el 22 de diciembre- en su departamento y dictaminarse -al día siguiente- la prisión preventiva.  Parra está imputado por el femicidio de la joven pampeana Agustina Fernández, público el diario Río Negro. 

En la audiencia realizada en diciembre, la jueza Agustina Bagniole señaló que había indicios suficientes para sostener que Parra fue el autor del hecho, y que existen riesgos procesales de entorpecimiento de la investigación y de fuga, por lo tanto, se dictó la prisión preventiva por el término de seis meses. Esta medida vence el viernes 23.  

Este viernes las partes revisaron la prisión preventiva y pidieron extenderla. La audiencia se realizó desde las 10 horas, en la sala 2 de la Oficina Judicial de calle Urquiza y España.

Actualmente la causa se encuentra en etapa preparatoria del juicio. Los abogados están terminando de ajustar evidencia y reunir información. Una vez que finalice la investigación se solicitará que se lleve a cabo el juicio por jurados.  

¿CUÁL ES LA TEORGÍA DE LA FISCALÍA Y LA QUERELLA?  

La fiscalía y la querella acusaron a Pablo Parra por el femicidio de Agustina Fernández. Desde el inició de la investigación la madre de Agustina Fernández, Silvana Capello manifestó sus sospechas respecto a Pablo Parra, el hombre que encontró a la joven la tarde del 2 de julio. Aseguró que están convencidos de que el femicidio de la joven pampeana estuvo planeado y que el acusado quiso zafar del crimen. 

Según la teoría de la fiscalía, el 2 de julio Parra ingresó por la parte trasera de su vivienda. Luego entró a la casa y atacó a Agustina a golpes hasta dejarla inconsciente. Las lesiones le provocaron un traumatismo craneoencefálico, tres días después falleció en el hospital de Cipolletti.  

Tras cometer el femicidio, para sostener su coartada, desordenó un sector del dormitorio, se llevó su celular y el de Agustina y se escapó por donde ingresó. Una vez fuera del departamento subió a su auto y fue hacer compras, realizó los pagos con tarjeta con el fin de reforzar su coartada.  

Volvió al departamento y al ingresar y ver a Agustina tirada en el piso fingió sorpresa y acudió a la vivienda de un vecino para indicarle que habían herido a la joven. Allí dieron aviso a las autoridades sobre un supuesto robo. 

De acuerdo a los informes y los registros visuales se determinó que el femicidio de Agustina ocurrió entre las 19:32 y 19:38. En ese horario los cotejos realizados ubican a Parra en el lugar de los hechos. 

En la audiencia, señalaron que hay testimonios clave de vecinos del complejo que escucharon «un golpe como un cuerpo que cae al suelo y un grito de una mujer diciendo ‘pará, pará’». 

A partir de las 19:38 el celular de la joven estudiante de medicina no tuvo más actividad, tampoco el del acusado. Según informaron «los celulares de Agustina Fernández y Pablo Parra se apagaron de forma inmediata y en simultáneo dentro del departamento del acusado». 

Este es uno de los indicios que llama la atención de los peritos, y que fue clave para que la investigación avanzara. También resultaron importantes los registros visuales obtenidos, ya que lograron identificar la presencia de Parra en algunos sitios. Lo llamativo fue que en ningún momento aparece el imputado llegando a la casa de sus padres, ni al centro de la ciudad en el horario que él declaró. 

A las 19:49 las cámaras lo captaron saliendo del complejo de viviendas donde sucedieron los hechos. 

Según la investigación de la fiscalía y la querella habría suficientes evidencias para comprobar que Parra fue el autor.  

ORGANIZAN MARCHA EN CIPOLETTI

La familia de Agustina Fernández organiza una nueva marcha para pedir justicia por el femicidio ocurrido en julio de 2022. La convocatoria es para el 5 de julio a las 16 en la plaza de Justicia de Cipolletti.    

Desde Santa Rosa, saldrá una combi para trasladar a aquellas personas que quieran acompañar a la familia de la joven pampeana. 

“Vamos a marchar en Cipolletti porque allá están quienes tienen que hacer justicia”, expresó Silvana Capello.   

Comentarios

Comentarios