jueves 20, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Vinculan a políticos pampeanos con una fundación asociada con la CIA

Tres reconocidos políticos pampeanos, de diferentes fuerzas políticas, fueron incluidos en un informe periodístico que asegura que junto a otros cientos de referentes y funcionarios públicos argentinos “cobran sueldos de la C.I.A.”, la central de inteligencia de Estados Unidos. En los tres casos, la intendenta piquense Fernanda Alonso, el diputado nacional Martín Maquieyra y el diputado provincial Francisco Torroba; desmintieron de manera rotunda que perciban dinero.





“La CIA tiene 160 legisladores y funcionarios a sueldo en Argentina. Destina 380 millones de dólares anuales a esta estructura comandada por Alan Clutterbuck (CIA), colaborador de Carlos Menem y Patricia Bullrich, socio de la consultora Poliarquía y responsable de la formación de los cuadros de Cambiemos aunque, como se aprecia en el listado de ‘Políticos RAP’, este poder real de la Embajada de EE.UU, atraviesa prácticamente todas las estructuras partidarias con presencia institucional, publicó el diario La Arena. 

En el listado se pueden apreciar integrantes del PRO, Coalición Cívica, Unión Cívica Radical, Partido Justicialista, Partido Socialista, Frente Renovador, GEN, Frente Cívico y varios partidos provinciales”, dice el informe publicado por el portal Argentina en Red.

La publicación periodística fue realizada por el periodista Alejandro Crivisqui, quien apunta a la Fundación Red de Acción Política (RAP) como la responsable de reclutar a los políticos y funcionarios que aparecen en una lista que se difundió y viralizó ya que muestra los nombres, fotos y detalles de cada uno.

La RAP, según el informe, tiene como objetivo fundacional “ocupar espacios de poder para transformar el país en función de valores y conductas compartidas”.

Desmentida.

Ante la publicación de dicha nota, desde el diario La Arena se consultó a los tres pampeanos involucrados. En el caso de Fernanda Alonso, la jefa comunal de General Pico dijo desconocer ese informe ni que forme parte de esa red que se menciona.

En tanto, Maquieyra y Torroba sí reconocieron la Fundación pero negaron de manera rotunda recibir dinero desde la CIA. “¿A vos te parece que Fernanda Alonso y yo somos espías de la CIA?”, repreguntó el diputado del PRO ante la consulta de este diario.

“Pero qué vamos a cobrar… Es un grupo que hace zooms y reuniones para buscar consensos entre políticos de todos los partidos: PJ, UCR, PRO, Socialismo, etc”, añadió Maquieyra (su hermano Juan Ignacio también aparece en el listado).

Torroba, por su parte, admitió haberse sumado a la Fundación y explicó que se trata de buscar consensos para políticas públicas educativas, sobre todo. “Esto ya es como la cuarta vez que sale… lo tiran y se viraliza, pero lo cierto es que me han convocado para trabajar en temas de educación y lo he hecho con gente de otros partidos y muy reconocidos como el gobernador santafesino Omar Perotti, el diputado Daniel Arroyo (fue ministro de Desarrollo Social de Alberto Fernández), Florencio Randazzo o el senador Guillermo Snopek. También con Juan Manuel Abal Medina (fue jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner), es decir, se convoca a todos los partidos, a diferentes políticos y se trabaja en un consenso, pero de ninguna manera hay un pago por eso”, afirmó el diputado del radicalismo en la Legislatura provincial.

Torroba dio más detalles del funcionamiento de la RAP: “Incluso se viajó y se trabajó en Chile con el gobierno de Michelle Bachelet, en Ecuador con Rafael Correa y hasta con Lula en Brasil. En el caso de esos viajes sí la Fundación se hace cargo de los gastos, pero nada más, porque no hay nada que ocultar porque lo que se busca es tener proyectos en conjunto, encontrar las mejores posibilidades y apuntar a políticas educativas de Estado en esta Argentina desquiciada que estamos viviendo”.

Apoya a los “buenos políticos”.

La fundación Red de Acción Política (RAP) es una ONG que trabaja para apoyar la actividad de los “buenos políticos”, según se presentan, y es liderada por Alan Clutterbuck, cuyo padre fue secuestrado en 1998 cuando era un alto ejecutivo de la empresa Alpargatas y cuyo cuerpo aún hoy sigue desaparecido.

La investigación judicial del caso determinó que el hecho delictivo lo cometió una banda de comisarios (que actuaban en sintonía con la dictadura militar y luego, en democracia, se agruparon para secuestrar empresarios y extorsionar para pedir dinero a cambio), la misma que tres años después tuvo secuestrado a Mauricio Macri.

Según el informe publicado por el periodista Alejandro Crivisqui, la Fundación RAP se gestó en Argentina durante la crisis económica de 2001 y se presentó a sí misma como una entidad apartidaria, cuyo fin consistía en ‘ayudar a la clase política’, desvirtuada y desacreditada por los pésimos resultados de la experiencia neoliberal de los años ‘90.

Y agrega que “la RAP es un lobby que facilita información a las empresas que la financian; es decir, a ese mismo poder económico que azota a la Argentina. Detrás de la RAP están las transnacionales más poderosas, así como también las embajadas con más ansias de influir en el país”.

Aparece “Pitu” Salvatierra.

En el listado de 160 nombres unidos a la RAP aparecen dos gobernadores como Omar Perotti (Santa Fe) y Rodolfo Suárez (Mendoza) además de senadores, diputados y referentes de distintas fuerzas políticas como los casos de Esteban Bullrich, Daniel Arroyo o Pablo Javkin (intendente de Rosario).

Pero uno que llama la atención es el de Alejandro “Pitu” Salvatierra, el reconocido dirigente y militante social que hoy también es panelista en el programa televisivo ‘Duro de Domar’, por la señal C5N.

Comentarios

Comentarios